Rueda de prensa de presentación de la Jornada Mundial de los Abuelos y de las Personas Mayores y del Mensaje del Santo Padre

Tenemos que celebrar
“Después de un año tan difícil hay una verdadera necesidad de celebrar, juntos, a abuelos y nietos, jóvenes y mayores”. Con estas palabras el Card. Farrell, Prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, introdujo la rueda de prensa de presentación de la primera Jornada Mundial de los Abuelos y de las Personas Mayores, que se celebrará este año, por primera vez, el 25 de julio.

El Prefecto indicó la ternura como palabra clave para la celebración de la Jornada: ternura hacia los mayores a los que -como escribió el Santo Padre en su mensaje- el virus “ha reservado un trato más duro”, pero también ternura de los abuelos hacia sus nietos. Además, en una época en la que “nos hemos acostumbrado a vivir solos, a no abrazarnos, a considerar al otro un peligro para nuestra salud. […] La ternura puede convertirse en una forma de ser”.

Uno de los aspectos más significativos del mensaje del Santo Padre es el hecho de que se dirige de forma directa y personal a cada abuelo y a cada persona mayor.  El Card. Farrell lo definió como “afectuoso y exigente”, ya que apunta a “una renovada vocación por los mayores en un momento crucial de la historia”. “En la Iglesia, con el Papa Francisco, los abuelos y los mayores tienen un lugar de honor”.

Vittorio Scelzo, responsable de la pastoral de los ancianos en el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, ilustró las modalidades de celebración de la Jornada. Al estar en Roma, el Santo Padre presidirá una misa en San Pedro el 25 de julio a las 10 de la mañana, y el Dicasterio invita a todas las diócesis y a todas las parroquias a dedicar una de sus liturgias dominicales a los abuelos y a los mayores. A continuación, Vittorio Scelzo invitó a que el mayor número posible de personas mayores reciba el Mensaje del Papa a través de una visita. “La Jornada -dijo- será una oportunidad para vivir la Iglesia en salida. Imaginemos que los nietos entreguen el Mensaje del Santo Padre a sus abuelos y que los jóvenes de nuestras parroquias y comunidades eclesiales salgan en busca de los ancianos que están solos en sus barrios para decirles ‘Yo estoy contigo cada día’”.

Monique Bodhuin, presidente de Vie Montante Internationale destacó el vínculo entre la Jornada y el primer Congreso Internacional sobre la Pastoral de los Mayores que el Dicasterio organizó en 2020, y luego afirmó que “esta primera celebración de los abuelos y los mayores es sólo un punto de partida; trae consigo una dimensión de apertura al futuro”.

María Sofía Soli, una mujer de 87 años de Viva gli Anziani de la Comunidad de Sant’Egidio, explicó cómo el Mensaje del Santo Padre es también una llamada a los que están entrados en años: “Esta invitación -lo digo con convicción- nos exige un cambio a nosotros, los mayores, que a menudo creemos, a veces incluso con obstinación, que ya no podemos cambiar, que ya somos lo que somos, que ya no somos útiles para nadie”.

La última intervención, de Elena Liotta, también de la Comunidad de Sant’Egidio, se centró en el diálogo entre generaciones. “Caminamos a velocidades opuestas -dijo Elena-, nosotros nos sentimos como el inicio, ellos se sienten como el final. Sin embargo, en la amistad con los mayores he encontrado un tesoro”.

Puedes acceder a la noticia en el siguiente enlace:
Familia Amoris Laetitia

“Yo estoy contigo todos los días”

El domingo 25 de julio se celebrará la Primera Jornada Mundial de los Abuelos y las Personas Mayores. El tema elegido por el Santo Padre para la Jornada es “Yo estoy contigo todos los días” (cf. Mt 28,20) y quiere expresar la cercanía del Señor y de la Iglesia en la vida  de cada persona mayor, especialmente en este difícil momento de pandemia.

“Yo estoy contigo todos los días” es también una promesa de cercanía y esperanza que jóvenes y mayores pueden expresarse mutuamente. De hecho, no sólo los nietos y los jóvenes están llamados a estar presentes en la vida de las personas mayores, sino que los mayores y los abuelos tienen también una misión de evangelización, de anuncio, de oración y de guía de los jóvenes a la fe.

Para facilitar la celebración de la Jornada en las iglesias locales y las asociaciones, el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida propondrá, a partir de mediados de junio, algunas herramientas pastorales que estarán disponibles en el sitio www.amorislaetitia.va

El Papa instituye la Jornada de los Abuelos y los Ancianos

Con gozo nos hacemos eco de la noticia de que el Santo Padre, justo en el aniversario de la clausura del I Congreso de Pastoral del Mayor “La Riqueza de los Años”, como primer fruto del Año de las Familias “Amoris Letitia”, haya instituido el cuarto domingo de Julio la Jornada de los Abuelos y los Ancianos, coincidiendo con la cercanía de la memoria litúrgica de San Joaquín y Santa Ana, abuelos de Jesús.

Este es el enlace al momento en que el Papa anuncia la Jornada:

https://youtu.be/Z1i9vyD0ewM?t=775

Aquí el enlace a la noticia:

https://www.vaticannews.va/es/papa/news/2021-01/el-papa-instituye-jornada-mundial-de-los-abuelos-y-de-los-mayore.htmlEl

Carta del obispo de Santander Manuel Sánchez Monge sobre los populismos

Van creciendo por doquier los populismos de todo tipo. Es necesario hacer un discernimiento. El papa Francisco nos ha brindado unos elementos muy válidos para realizar esta tarea. Pero es necesario, creo yo, describir primero los rasgos más sobresalientes de los populismos de hoy. Para ello tomo como base la publicación de Jan-Werner Müller titulada ‘El auge ¿imparable? del populismo’, incluida en el libro ‘La era de la perplejidad. Repensar el mundo que conocíamos’.

Los populismos no se limitan únicamente a imponer determinados discursos. Intentan convertir el ejercicio del poder en una suerte de espectáculo público y el liderazgo personalista característico de estos partidos requiere una progresiva instrumentalización de las instituciones y prerrogativas del Estado. Estas deben estar al servicio de los populismos y, por supuesto, de sus líderes. Para ello es necesario implantar en la ciudadanía un relato cargado de tintes emocionales, que sitúe a la voluntad popular por encima de leyes, instituciones o sistemas de gobierno. El líder populista, como encarnación de la voluntad del pueblo, también se situará sobre la superestructura estatal y podrá disponer de los elementos que la integran según su propia voluntad, bajo un aparente manto de legitimidad. El Estado de derecho irá dejando lugar al Estado instrumental, identificado cada vez más con la ideología del partido y de sus objetivos.

Cuando tocan el poder político, los populistas se mueven deprisa para eliminar la independencia del poder judicial. Previamente captan a los líderes de los medios de comunicación. Luego se decreta que los periodistas no pueden informar de manera que los intereses de la nación (o sea, del partido en el gobierno) se vean perjudicados. Y todo el que critique estas medidas es vilipendiado y tildado de colaboracionista de las élites corruptas. El resultado final es que los partidos populistas crean un Estado a su gusto y a su imagen y semejanza. Esta estrategia para consolidar o incluso perpetuar el poder no es exclusiva del populismo, evidentemente. Lo que los populistas tienen de especial es que ocupan y colonizan abiertamente las estructuras del Estado: ¿Por qué no lo iban a hacer, preguntan indignados, si son los representantes legítimos del pueblo?

El populismo utiliza la protesta para fomentar enfrentamientos culturales de los que obtiene ventajas

De igual modo, los populistas entran en el juego de los intercambios de favores, materiales o no, para asegurarse el apoyo de las masas. Es algo que los politólogos califican de «clientelismo de masas». Lo que distingue a los populistas de otros políticos que también lo hacen es que realizan esas prácticas descaradamente, sin esconderse lo más mínimo y con justificaciones morales. Los Estados utilizan estratégicamente las subvenciones para comprar apoyos o, al menos, para mantener tranquilo al pueblo. Los populistas que llegan al poder tienden a ser duros con las organizaciones no gubernamentales que los critican. En todo caso, el populismo utiliza la protesta para fomentar enfrentamientos culturales de los que obtiene ventajas: apuntan con el dedo a una supuesta minoría que se manifiesta en contra suya calificándola de injustos, indecentes y desleales.

España no ha permanecido ajena a la oleada populista experimentada por otras democracias occidentales. Han irrumpido entre nosotros nuevos partidos de marcado carácter personalista, cuyos líderes se autoproclaman auténticos representantes del pueblo, de la gente real o de la famosa mayoría silenciosa. La auténtica clave definitoria del populismo es la personalización y moralización del conflicto político: los otros son corruptos, ellos no. Y por otra parte, también les caracteriza la exaltación de lo emotivo frente a la lógica y la razón. En todo esto hay una trágica ironía: los populistas incurren en los mismos pecados que antes habían cometido las élites del sistema y acaban excluyendo a los que no interesan. Todo lo malo que ha hecho el sistema que critican, es justo lo que los populistas en el poder acabarán perpetrando. La diferencia estriba en que el sistema corrupto era consciente de actuar mal en beneficio propio y escondía su corrupción, mientras que los populistas siempre encuentran la justificación moral adecuada que les permite ir por la vida con la cabeza muy alta. Es realmente ilusorio creer que el populismo pueda mejorar la democracia. Los populistas no son más que élites diferentes que intentan acceder al poder con la ayuda de una fantasía colectiva de pureza política.

MANUEL SÁNCHEZ MONGE.
Domingo, 31 enero 2021,

 

Testamento Vital

UNA HERRAMIENTA JURÍDICA ANTE LA NUEVA SITUACIÓN

El Gobierno de España ha presentado la proposición de Ley Orgánica de regulación de la eutanasia, que, disfrazando de «muerte digna» el atropello a la dignidad y a la libertad de la persona incapacitada, prevé casos en los que otros podrán decidir cuándo y cómo vamos a morir.

Ante esto, la doctrina de la Iglesia siempre ha defendido lo que podríamos denominar la «ortotanasia», frente a la «distanasia» o ensañamiento terapéutico, y a la «eutanasia» o adelanto del momento del tránsito del paciente.

El testamento vital es una herramienta jurídica que se contempla en la propia proposición de ley del Gobierno, por la que el paciente expresa su voluntad sobre cómo NO desea morir: ni enseñamiento terapéutico ni eutanasia.

LA VOZ DE NUESTROS OBISPOS

La Conferencia Episcopal Española, y en concreto la Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida, inserta en la Comisión de Laicos, Familia y Vida, a la que pertenece «Vida Ascendente» anima a firmar el testamento vital, una herramienta que nos servirá para defender nuestro derecho a vivir hasta que Dios nos llame a su casa sin que nadie pueda disponer de los últimos momentos de nuestra existencia.

¿QUÉ ES EL TESTAMENTO VITAL?

Es la expresión escrita de la voluntad de un paciente sobre los tratamientos médicos que desea recibir, o no está dispuesto a aceptar, en la fase final de su vida. El testamento vital también especifica que se administren los tratamientos adecuados para paliar los sufrimientos, pero que no se aplique la eutanasia.

¿QUÉ PASA CUANDO EL ENFERMO ESTÁ INCAPACITADO?

Según la medicina fue avanzando, se fue imponiendo el «consentimiento informado», es decir la participación de forma activa en la toma de decisiones junto al médico sobre el tratamiento a seguir. Yo puedo decidir ante una enfermedad grave si me opero o no, si me someto a un determinado tratamiento, etc.

Pero hay situaciones en las que el enfermo no puede decidir sobre su propia salud por incapacidad debido a la propia enfermedad, accidente o vejez.

Cuando se presentan estas dificultades, uno de los caminos para ayudar al personal sanitario es la consideración de la voluntad del paciente manifestada previamente a la pérdida de la capacidad de razonar. Es a esta voluntad anticipada a lo que se llama popularmente «testamento vital».

¿CÓMO, ANTE QUIÉN Y DÓNDE LO HACEMOS?

La persona que firme esta declaración tiene que estar en plena posesión de las facultades mentales. La rubrica se hará ante la presencia de tres testigos o bien ante un notario.

Este documento, reconocido legalmente en España a partir del año 2002 con la Ley de Autonomía del Paciente, una vez firmado se inscribe en un registro de voluntades vitales creado con este propósito en las distintas comunidades autónomas.

Las diferentes comunidades han regulado este documento con distintas denominaciones: testamento vital, voluntades anticipadas, instrucciones previas o manifestaciones anticipadas de voluntad. Por eso es conveniente que se consulte la regulación de la comunidad de residencia para asegurar que se cumplen todos los requisitos legalmente exigidos para inscribirse y asegurar su eficacia futura.

En cualquier caso, el testamento vital se puede modificar o revocar en cualquier momento.

¿POR QUÉ LOS OBISPOS LE DAN TANTA IMPORTANCIA?

Es bueno para los nuestros:

El testamento vital es esencial para dejar constancia, de forma anticipada, de nuestra voluntad de aceptar o rechazar determinados tratamientos médicos. De esta manera, se libera a los familiares del peso de tomar decisiones por el enfermo en situaciones tan difíciles.

Garantiza que alguien velará por nuestra voluntad:

También contempla nombrar a un representante legal en materia de tratamientos médicos encargado de velar por su cumplimiento y de tomar decisiones en previsión de una eventualidad no contemplada en el testamento escrito.

Recoge nuestra intención:

    • Especifica que se administren los tratamientos adecuados para paliar los sufrimientos, pero que no se aplique la eutanasia (ningún acto u omisión que por su naturaleza y en su intención cause la muerte).
    • Además se especifica el derecho a una atención espiritual.
PARA NUESTRA TRANQUILIDAD

La proposición de Ley Orgánica de regulación de la eutanasia recoge que no podrá aplicarse la eutanasia en caso de que la persona haya suscrito con anterioridad un documento con instrucciones, testamento vital, voluntades anticipadas o documentos equivalentes reconocidos legalmente.

Por eso es importante que se haga y se inscriba en el registro de voluntades vitales de la comunidad autónoma correspondiente para que tenga valor jurídico.

Es curioso que el testamento vital fuera reivindicado por algunas personas y asociaciones que abogaban por una mentalidad claramente eutanásica. Se patrocinaba como vehículo para abrir caminos para considerar de forma absoluta la autonomía del paciente. Hoy, ante la posible aprobación de la ley de la eutanasia se hace necesario para evitar abusos de aplicación de la misma cuando no se puede manifestar el consentimiento informado.

UN “BOTÓN DE MUESTRA”

Testamento vital

A mi familia, a mi médico, a mi sacerdote, a mi notario:

Si me llega el momento en que no pueda expresar mi voluntad acerca de los tratamientos médicos que se me vayan a aplicar, deseo y pido que esta declaración sea considerada como expresión formal de mi voluntad, asumida de forma consciente, responsable y libre, y que sea respetada como si se tratara de un testamento.

Considero que la vida en este mundo es un don y una bendición de Dios, pero no es el valor supremo y absoluto. Sé que la muerte es inevitable y pone fin a mi existencia terrena, pero creo que me abre el camino a la vida que no se acaba, junto a Dios.

Por ello, yo, el que suscribe, pido que si por mi enfermedad llegara a estar en situación crítica irrecuperable, no se me mantenga en vida por medio de tratamientos desproporcionados; que no se me aplique la eutanasia (ningún acto u omisión que por su naturaleza y en su intención me cause la muerte) y que se me administren los tratamientos adecuados para paliar los sufrimientos.

Pido igualmente ayuda para asumir cristiana y humanamente mi propia muerte. Deseo poder prepararme para este acontecimiento en paz, con la compañía de mis seres queridos y el consuelo de mi fe cristiana, también por medio de los sacramentos.

Suscribo esta declaración después de una madura reflexión. Y pido que los que tengáis que cuidarme respetéis mi voluntad. Designo para velar por el cumplimiento de esta voluntad, cuando yo mismo no pueda hacerlo, a……………………..

Faculto a esta misma persona para que, en este supuesto, pueda tomar en mi nombre, las decisiones pertinentes. Para atenuaros cualquier posible sentimiento de culpa, he redactado y firmo esta declaración.

Nombre y apellidos:
Firma:
Lugar y fecha:

 

Fuente: Conferencia Episcopal Española. Subcomisión Episcopal para la Familia y la Vida www.conferenciaepsicopal.es

Si lo deseas puedes descargarte este artículo en formato PDF en el siguiente enlace:

Testamento vital

Nuevo texto del testamento vital de la CEE

23 abril 2021

La Asamblea Plenaria ha aprobado, en el encuentro que ha celebrado del 19 al 23 de abril de 2021, un nuevo texto de Declaración de Instrucciones previas y voluntades anticipadas, también conocido como testamento vital.

La Conferencia Episcopal invita a firmar este documento, que es la expresión escrita de la voluntad de un paciente sobre los tratamientos médicos que desea recibir, o no está dispuesto a aceptar, en la fase final de su vida. El testamento vital también especifica que se administren los tratamientos adecuados para paliar los sufrimientos, pero que no se aplique la eutanasia. Además se solicita una atención espiritual.

Enlace al texto completo de la Conferencia Episcopal Española:  https://www.conferenciaepiscopal.es/nuevo-testamento-vital-cee/

El desafío de la soledad

CARTA PASTORAL DE LOS OBISPOS DE LA PROVINCIA ECLESIÁSTICA DE PAMPLONA Y TUDELA

Introducción

1. La soledad no buscada ni querida es uno de los grandes desafíos de nuestra época. Entra en los hogares y en los corazones a través de la enfermedad, la injusticia, la discriminación, la vejez, la depresión, la indiferencia, el rechazo, la experiencia del abandono o el sentimiento de fracaso. Y, una vez dentro, es difícil desalojarla. Es como un huésped indeseado o una visita inoportuna.

En España, la Jornada Mundial del Enfermo, que se celebra el 11 de febrero, es el punto de partida de la Campaña del Enfermo, que culmina el VI Domingo de Pascua, y que este año se ha concretado en el tema: “Acompañar en la soledad”…..

Para acceder al documento completo pulsa en el siguiente enlace:

CARTA-PASTORAL-EL-DESAFIO-DE-LA-SOLEDAD-1

Hermanos todos, en Cristo Resucitado​

La Víspera de la Fiesta de San Francisco de Asís, el Santo Padre nos ha regalado una nueva Encíclica, «Fratelli Tutti», que nos introduce en el espíritu del Poverello y nos invita a hacer nuestras sus intuiciones evangélicas para la Iglesia y el mundo del Tercer Milenio.

En continuidad con su anterior Encíclica, «Laudato si», el Santo Padre nos anima a trabajar todos en ese camino de la fraternidad universal y la amistad entre los pueblos, para el cuidado de la “casa común”.

A estas alturas todos hemos tenido la oportunidad de leer la Encíclica o de, al menos, escuchar algún comentario de la misma, de modo que no pretendo en estas líneas ni resumir, ni recensionar lo que el Papa nos propone. Dado que ha habido tantos comentarios y tantas lecturas parciales o sesgadas de la Encíclica, creo que mi mejor aportación es entresacar algunos textos de la misma señalando los grandes temas que aborda.

IDEOLOGÍAS Y CONFLICTOS

“La historia da muestras de estar volviendo atrás. Se encienden conflictos anacrónicos que se consideraban superados, resurgen nacionalismos cerrados, exasperados, resentidos y agresivos”.

“En varios países una idea de la unidad del pueblo y de la nación, penetrada por diversas ideologías, crea nuevas formas de egoísmo y de pérdida del sentido social enmascaradas bajo una supuesta defensa de los intereses nacionales”.

EL MUNDO TRAS EL CORONAVIRUS

“Pasada la crisis sanitaria, la peor reacción sería la de caer aún más en una fiebre consumista y en nuevas formas de autopreservación egoísta”.

“Ojalá no nos olvidemos de los ancianos que murieron por falta de respiradores, en parte como resultado de sistemas de salud desmantelados año tras año. Ojalá que tanto dolor no sea inútil, que demos un salto hacia una forma nueva de vida y descubramos definitivamente que nos necesitamos y nos debemos los unos a los otros”.

DERECHOS SIN FRONTERAS

“Entonces nadie puede quedar excluido, no importa dónde haya nacido, y menos a causa de los privilegios que otros poseen porque nacieron en lugares con mayores posibilidades”.

“Los límites y las fronteras de los Estados no pueden impedir que esto se cumpla. Así como es inaceptable que alguien tenga menos derechos por ser mujer, es igualmente inaceptable que el lugar de nacimiento o de residencia ya de por sí determine menores posibilidades de vida digna y de desarrollo”.

MIGRANTES

“Los migrantes no son considerados suficientemente dignos para participar en la vida social como cualquier otro, y se olvida que tienen la misma dignidad intrínseca de cualquier persona. Nunca se dirá que no son humanos pero, en la práctica, con las decisiones y el modo de tratarlos, se expresa que se los considera menos valiosos, menos importantes, menos humanos”.

EL MERCADO SOLO NO RESUELVE TODO

“El mercado solo no resuelve todo, aunque otra vez nos quieran hacer creer este dogma de fe neoliberal. Se trata de un pensamiento pobre, repetitivo, que propone siempre las mismas recetas frente a cualquier desafío que se presente”.

“La fragilidad de los sistemas mundiales frente a la pandemia ha evidenciado que no todo se resuelve con la libertad de mercado”

NO HAY GUERRAS JUSTAS

“Es muy difícil sostener los criterios racionales madurados en otros siglos para hablar de una posible guerra justa, a pesar de que en el catecismo “se hable de la posibilidad de la legitima defensa mediante la fuerza militar”

REFORMA DE LA ONU

“Es necesaria una reforma de la Organización de las Naciones Unidas, así como de la arquitectura económica y financiera internacional, para que se dé una concreción real al concepto de familia de naciones”.

Es decir que “se eviten que se trate de una autoridad cooptada por unos pocos países, y que a su vez impidan imposiciones culturales o el menoscabo de las libertades básicas de las naciones más débiles a causa de diferencias ideológicas”.

EL POPULISMO

“Hay líderes populares capaces de interpretar el sentir de un pueblo (…) Pero deriva en insano populismo cuando se convierte en la habilidad de alguien para cautivar en orden a instrumentalizar políticamente la cultura del pueblo, con cualquier signo ideológico, al servicio de su proyecto personal y de su perpetuación en el poder”.

LA POLÍTICA NO ESTA AL SERVICIO DE LA ECONOMÍA

“La política no debe someterse a la economía y esta no debe someterse a los dictámenes y al paradigma eficientista de la tecnocracia”.

LAS RELIGIONES AL SERVICIO DE LA FRATERNIDAD

“Las distintas religiones (…) ofrecen un aporte valioso para la construcción de la fraternidad y para la defensa de la justicia en la sociedad. El diálogo entre personas de distintas religiones no se hace meramente por diplomacia, amabilidad o tolerancia”.

 José Ignacio Figueroa
Consiliario Nacional

Puedes acceder al documento completo en el siguiente enlace:
http://www.vatican.va/content/francesco/es/encyclicals/documents/papa-francesco_20201003_enciclica-fratelli-tutti.pdf