ESPAÑA CONSIGUE QUE EL PARLAMENTO EUROPEO INSTALE EL PRIMER BELÉN EN SUS 70 AÑOS DE HISTORIA

El Parlamento Europeo inauguró el pasado día 30   un belén tradicional murciano realizado por el taller de Jesús Griñán, convirtiéndose así en el primer nacimiento en la historia de la Eurocámara.

La obra elegida para el Parlamento Europeo tiene dos metros de altura y recrea un portal de Belén con la Sagrada Familia y los Reyes Magos, así como los restos arquitectónicos de una tradicional iglesia barroca murciana y la Catedral de Murcia.

El artesano Jesús Griñán estudió en la Escuela de Artes y Oficios de Murcia. Comenzó a trabajar como aprendiz en el año 1952, en uno de los talleres belenistas más antiguos de la Región de Murcia. En 1983 fundó su propia empresa junto a su mujer y sus hijos, cuando la demanda de sus belenes aumenta, contrata eventualmente algunos trabajadores con el fin de poder hacer frente a dicha demanda. Así mismo ha registrado la marca Belenes de Murcia con el fin de evitar cualquier confusión con respecto a otros talleres artesanos de igual apellido.

La obra de Jesús Griñán es muy conocida tanto en España como en el extranjero, debido a las exposiciones realizadas en Bélgica, París, Japón y Miami. Cada año por Navidad se exhibe un nacimiento de un metro de altura en la embajada de España en Tokio y otra de dimensiones más reducidas en el consulado de España en Osaka (Japón). También sobresale la donación que el propio artesano hizo al Parque Temático de España en la provincia de Mie (Japón) donde no había expuesta ninguna artesanía de la Región de Murcia.

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, asistió  a la inauguración el pasado 30 de noviembre en la sede de esta institución europea creada en 1952, coincidiendo con su agenda institucional en Bruselas.

De cara a seleccionar el origen del nacimiento, y a pesar de que podía haberse elegido otra procedencia, la Eurocámara ha tenido en cuenta la gran tradición de la artesanía belenista de la Región, que es valorada como un referente nacional e internacional por la calidad y el detallismo de sus piezas.

Esta histórica instalación se ha llevado a cabo gracias a la insistencia de la europarlamentaria Isabel Benjumea, que lo tomo como cruzada personal cuando hace tres años le contestaron negativamente con el pretexto de que podía herir sensibilidades,   ha contado con el aval de la presidenta del Parlamento Europeo, la maltesa Roberta Metsola, y el objetivo del Gobierno regional es que se mantenga en el futuro, como una tradición consolidada. Así, en lo que se refiere a decoración propia de estas fechas, la sede del Parlamento Europeo solo ha venido contando hasta ahora con un árbol navideño.

Visto en Europa Press