¡NO DEJO ENTRAR AL VIEJO!…

Le dijo el actor Clint Eastwood al cantante de country Toby Keith, cuando éste le preguntó que ¿cuál era tu secreto para seguir activo y brillante a su edad? Éste le respondió:

“Cuando me levanto todos los días, no dejo entrar al viejo.

Mi secreto es el mismo desde 1959: mantenerme ocupado. Nunca dejo que el viejo entre en casa. He tenido que sacarlo a rastras, porque el tipo ya estaba cómodamente instalado, dándome el coñazo a todas horas, sin dejarme espacio para otra cosa que no fuera la nostalgia. Hay que mantenerse activo, vivo, feliz, fuerte, capaz. Está en nosotros, en nuestra inteligencia, actitud y mentalidad. Somos jóvenes, con independencia de nuestro DNI.

Hay que aprender a luchar por no dejar “entrar al viejo”.

Ese viejo que nos aguarda, apostado y cansado a la orilla del camino para desanimarnos.

No dejo entrar al espíritu viejo, al criticón, hostil, envidioso, a ese ser que escudriña en nuestro pasado para anudarnos de quejas y remotas angustias, o de traumas revividos y de olas de dolor.

Hay que darle la espalda al viejo murmurador, lleno de rabia y quejas, de falta de valor, que se niega a si mismo que la vejez pueda ser creativa, decidida, llena de luz y de proyección.

Envejecer puede ser agradable, e incluso divertido, si sabes cómo emplear el tiempo, si estás satisfecho de lo que has logrado y si sigues conservando la ilusión”. A eso se le llama «no dejar entrar al viejo a casa».

Esta respuesta le inspiró a componer la canción «Don’t Let the Old Man In” (No dejes entrar al viejo), para la película MULA y dedicada al legendario actor. Te dejo el enlace de youtube para que puedas disfrutarla:

 

Que te mantengas entusiasmado por la vida, sano, fuerte, capaz, depende solamente de ti, de tu actitud, de tu mentalidad y de tus hábitos diarios. No permitas que tu “fecha de fabricación”, marque la ilusión y ganas por la vida, y como dice la canción “Pregúntate a ti mismo, ¿cómo serías si no supieras el día que naciste?”

Aprende a no dejar “entrar al viejo” y mete Vida a los años y no Años a la vida

Como recomienda Mafalda (Quino) “¿Qué importan los años? Lo que realmente importa es comprobar que, al fin de cuentas, la mejor edad es estar VIVO”