Boletín Mensual Nº 21 de Vida Ascendente Internacional

1

A vosotros que vivís en otras latitudes, ya sean soleadas, lluviosas, frías o grises como aquí, en este rincón de Francia desde donde escribo, dirijo mi cálido saludo.

Vivimos en los tiempos difíciles de hoy que se asemejan, en muchos sentidos, a otros tiempos de este año 2020; siempre nos estamos enfrentando al Covid-19, carga de muerte y enfermedad, con la prueba que esto supone, de tristeza, de preocupación, y hasta miedo; Siento que me estoy repitiendo… Pero la muerte de un ser querido, la enfermedad de un ser querido siguen siendo hechos singulares, cada vez de una manera nueva, palabras de apoyo, compasión y oración: este es el mensaje que les dirijo.

Otros hechos también vienen, de manera recurrente, para alterar nuestra vida diaria; pasado el movimiento de asombro y pánico que despiertan los atentados, adhirámonos a una exigencia ineludible de fraternidad: el análisis del obispo Maupu de la encíclica Fratelli tutti nos muestra algunas dimensiones; el texto del Padre Roman también nos invita a practicar la apertura y el diálogo, a actuar por el bien común: es esta hermandad construida a lo largo de los días lo que nos permitirá luchar contra el fanatismo. El texto de la Presidenta va en esa dirección.

A pesar de las dificultades del momento, VA debe continuar su camino: descubriréis el Movimiento Canadiense de habla francesa, descubriréis cómo trabaja el Movimiento Español para responder a las propuestas del Congreso de Roma.

Con mis amistades.

La Presidenta.
Monique Bodhuin

Le recordamos la dirección de correo: ccl@vmi-vai-lai.org


CARTA ENCÍCLICA SOBRE FRATERNIDAD Y AMISTAD SOCIAL
(FRATELLI TUTTI)

“La globalización puede acercarnos, pero no nos hace hermanos”. La fraternidad universal no es una realidad fácil de establecer. Con su tentación de crear una “cultura de muros”, el mundo de hoy está dando la espalda a los grandes valores fraternales.

Ante esta observación, la continua preocupación del Papa Francisco es proponer “caminos de esperanza”. Habló de fraternidad frente a las más diversas audiencias, en entrevistas en Roma y durante sus viajes por todo el mundo: reunió estas intervenciones en una encíclica, Fratelli tutti, integrándolas, escribe, “en el marco más amplio y sistemáticamente organizado de una enseñanza sobre la fraternidad”.

Esta nueva encíclica se presenta como una encíclica social: se involucra en el campo político, por ejemplo para hablar de inmigración, del populismo o de la pena de muerte. El título está tomado de una expresión de San Francisco de Asís. E incluso, no sólo el título: son todas las palabras las que están inspiradas en San Francisco. Otras dos personas también inspiraron estas páginas: el gran Iman Ahmad Al-Tayyeb a quien el Papa conoció en Abu Dabi en febrero de 2019; su declaración conjunta se cita en la conclusión de la encíclica; la otra persona es el beato Carlos de Foucauld que quería ser el “hermano universal”.

En ocho capítulos, la encíclica no pretende retomar la doctrina cristiana sobre el amor fraterno, sino presentarnos la dimensión universal de este amor. A lo largo de estos ocho puntos de vista sobre la dimensión universal, el Papa nos recuerda constantemente la dignidad de cada persona y subraya la preocupación de los pobres. Los temas discutidos son diversos: globalización, pandemias, migraciones y fronteras, diálogo social, guerra, pena de muerte, religiones y violencia. Cada tema discutido da lugar a un pequeño tratado real.

No cabe duda aquí de resumir esta encíclica: nos interesa leerla tomándonos el tiempo. No es difícil: el tono es a menudo el de la conversación a la que el Papa Francisco nos ha acostumbrado.

Como se trata de presentarlo a los miembros de este movimiento internacional que es VAI, propongo detenerme en el cuarto capítulo titulado “Un corazón abierto al mundo”, que trata, desde la migración, el encuentro entre personas marcadas por diferentes culturas. “Las culturas diversas, que han gestado su riqueza a lo largo de siglos, deben ser preservadas para no empobrecer este mundo. Esto sin dejar de estimularlas para que pueda brotar algo nuevo de sí mismas en el encuentro con otras realidades.” (134) El Papa nos invita a “pensar no sólo como país, sino también como familia humana” (141). “Porque al enriquecerse con elementos de otros lugares, una cultura viva no realiza una copia o una mera repetición, sino que «integra las novedades “a su modo”. Esto provoca el nacimiento de una nueva Síntesis que finalmente beneficia a todos.” (148). “Los otros son constitutivamente necesarios para la construcción de una vida plena. La conciencia del límite o de la parcialidad, lejos de ser una amenaza, se vuelve la clave desde la que soñar y elaborar un proyecto común.” (150). El diálogo con personas de otra cultura brinda la oportunidad de enriquecerse y renovarse, por lo que no debe asustarse.

El octavo capítulo, titulado “Las religiones al servicio de la fraternidad en el mundo”, resuena de manera especial hoy. La violencia se alimenta de interpretaciones erróneas de textos religiosos, así como de “políticas de hambre, pobreza, injusticia, opresión, arrogancia”. No encuentra su base en las convicciones religiosas fundamentales. Por lo tanto, se nos invita a

volver a nuestras fuentes para reenfocarnos en lo esencial: la adoración y el amor al prójimo (281-283).

Gracias al Papa Francisco. Incluso cuando se da cuenta y lamenta que “hemos perdido el gusto de la fraternidad”, nos ayuda a redescubrir “el proyecto mismo de fraternidad inscrito en la vocación de la familia humana”.

Padre François Maupu


PAÍSES MAGULLADOS EN LAS ÚLTIMAS SEMANAS POR ATAQUES

Francia, Afganistán, Austria, Mozambique… los países magullados en las últimas semanas por ataques. ¿Quiénes son las víctimas? En Francia, un maestro, personas dentro de una iglesia, estudiantes en Afganistán, en Austria, los transeúntes cerca de una sinagoga, hombres y adolescentes de Mozambique que participaban en una ceremonia de iniciación.

Mis primeros pensamientos están con las familias de las víctimas, sus seres queridos y sus amigos. En nombre de VAI y en mi propio nombre, les aseguro nuestra sincera compasión; compartimos su dolorosa tristeza y oramos por ellos.

El contexto de estos ataques es muy diferente de un país a otro, pero todos son perpetrados por fanáticos que dedican la religión en nombre del cual matan para afirmar una ideología oscurantista.

Más allá de la ira y la revuelta suscitada por la monstruosidad de los actos, más allá de la emoción indescriptible que despierta en nuestros corazones, recuperemos nuestra mente:

    • negarse a identificar a todos los musulmanes en esta barbarie, aunque algunos hayan justificado estos actos sangrientos.
    • negarnos a dejarnos atrapar por temores que construirían muros entre los ciudadanos del mismo país.
    • negarnos a dejarnos guiar por el camino del odio.

Frente a este abismo de violencia sólo hay una respuesta: “reaccionar al mal con el bien” palabras que tomo prestadas de un mensaje del Papa en estas trágicas circunstancias; Ser un pacificador conociendose, hablando, encontrando oportunidades para actuar juntos, abriéndose a la tolerancia y el respeto por los demás; “La libertad es un derecho, la fraternidad es un deber”: cumplamos con este deber haciendo de la fraternidad una experiencia cotidiana: así es como seguiremos con nuestros pasos los pasos de Cristo.

Monique Bodhuin


SEMEN EST SANGUIS CHRISTIANORUM

El terrorismo abunda en todo el mundo; las iglesias mismas no son respetadas por los asesinos. El padre Roman nos ayuda a dar un paso atrás y dar un aspecto cristiano a estos tristes acontecimientos.

Con profunda tristeza nos hemos enterado de los ataques terroristas que han tenido lugar en las últimas semanas en Niza (Francia) y Viena (Austria). Nuestro dolor es tanto mayor cuanto que estos horribles actos de violencia han afectado, entre otros, a personas comprometidas con la religión que trabajan diariamente en una comunidad parroquial. Inmediatamente después de estos dramáticos acontecimientos, habló la jerarquía de la Iglesia. El obispo André Marceau, de Niza, instó a los fieles a la conversión personal y al perdón. Monseñor Jean-Louis Balsa (de la Diócesis de Viviers), nativo de la Diócesis de Niza, pidió en uno de los periódicos locales que el ataque en la Basílica de Nuestra Señora de la Asunción de Niza no se asociara únicamente con la confrontación religiosa entre el Islam y el cristianismo. Subrayó que los actos terroristas son más bien una expresión de un choque entre seguidores del islamismo radical y la cultura secularizada del mundo moderno. Por último, el cardenal de Viena, Monseñor Christophe Schonborn, en un servicio de oración en la catedral de San Esteban, invitó a todas las personas de buena voluntad a hacer gestos de solidaridad.

No cabe duda de que el terrorismo que amenaza, hiere y mata indiscriminadamente, genera miedo, pánico y pesimismo. Además, está en profunda contradicción con la justicia y el amor entre los hombres (cf. Catecismo de la Iglesia católica, 2297). Entonces, ¿cómo deben responder los cristianos a los actos de violencia que a menudo les afectan directamente? El Papa Francisco, en la encíclica Fratelli tutti, recientemente publicada, nos invita a “descubrir espacios donde podamos discutir y actuar juntos por el bien común y la promoción de los más pobres”. También recuerda que se invita a los fieles de la Iglesia católica a volver a sus raíces para centrarse en lo esencial: ” la adoración a Dios y el amor al prójimo, de manera que algunos aspectos de nuestras doctrinas, fuera de su contexto, no terminen alimentando formas de desprecio, odio, xenofobia, negación del otro. La verdad es que la violencia no encuentra fundamento en las convicciones religiosas fundamentales sino en sus deformaciones. “(Fratelli tutti, 282)

Si nos fijamos en la actitud personal del corazón hacia otra persona, tenéis que prestar atención a otros dos temas. En primer lugar, siguiendo el pensamiento del Santo Padre, al evaluar la situación actual en el mundo, debemos recordar las complejas causas del terrorismo, incluidas las malas políticas de los Estados”vinculados al hambre, la pobreza, la injusticia, la opresión y la arrogancia” (Fratelli tutti, 283). Y, como discípulos del Evangelio de Cristo, recordemos que a lo largo de los siglos, “la sangre de los mártires se ha convertido en la semilla de los cristianos”(Santo Tertuliano).

Padre Roman Chromy
Asesor espiritual para la coordinación de VAI en Europa


URGENCIA DE UNA «PASTORAL DEL MAYOR»
Una realidad que nos golpea

El aumento de la esperanza de vida y la mayor calidad de vida durante más años provoca que cada vez haya más mayores y más sanos durante más tiempo. Se ha pasado de un 16% a un 30% de mayores en menos de 50 años. Esto supone retos de carácter económico, sanitario —véase lo que ha pasado con la crisis sanitaria del COVID-19—, social, y eclesial.

La respuesta de la iglesia

El mismo San Juan Pablo II, al dirigirse a unos ocho mil mayores recibidos en audiencia el 23 de marzo de 1984, ya decía: «No os dejéis sorprender por la tentación de la soledad interior … Tenéis todavía una misión por cumplir, una contribución para dar».

Francisco, mediante el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, contra la «cultura del descarte», se propone: «Considerar a la gran población de personas mayores como parte activa del pueblo de Dios y no sólo como objeto de atención caritativa».

Desde la humildad…

A la luz de todo esto, desde el Movimiento de Jubilados y Mayores «Vida Ascendente» acudimos a nuestros Obispos diocesanos para ANIMARLES A CREAR UN DEPARTAMENTO DE PASTORAL DEL MAYOR en cada diócesis de España y para que busquen la complicidad de su presbiterio para sacar adelante esta misión.

Es urgente aunar esfuerzos para crear este servicio diocesano a los mayores compete exclusivamente a los obispos, a cuya disposición nos ponemos como fieles miembros de la Iglesia y como Movimiento «Vida Ascendente».

Contenido de una delegación de pastoral del mayor

    • MAYORES EN RESIDENCIAS
      Sería tarea de la Delegación:
      • Establecer, en coordinación con las parroquias, una red de voluntariado que colabore en la animación pastoral y espiritual de los residentes.
      • Dar la formación necesaria a los voluntarios que colaboren en la Pastoral de Residencias.
    • MAYORES EN RIESGO DE SOLEDAD
      Sería tarea de la Delegación:
      • Establecer protocolos de detección de ancianos solos – recordemos que la soledad no sólo es física
      • Crear un voluntariado de acompañamiento a mayores solos
    • MAYORES INCORPORADOS A LA VIDA COMUNITARIA ECLESIAL
      Sería tarea de la Delegación:
      • Celebrar en todas las diócesis el Día del Mayor
      • Creación de grupos de «Vida Ascendente» que promuevan la formación permanente
    • EVANGELIZACIÓN EN EL MUNDO DE LOS MAYORES
      Sería tarea de la Delegación:

      • Orientar —una vez vivida esa experiencia— a grupos de «Vida Ascendente»
      • Organizar romerías, peregrinaciones, retiros, Ejercicios Espirituales, propiciando el intercambio inter generacional

Resumen por Jaime Tamarit. Vida Ascendente España


HISTORIA DE LA VIE MONTANTE (LA VIDA ASCENDENTE) EN CANADÁ

La historia de La Vie Montante (LVM) en Canadá de habla francesa comenzó en 1971, 10 años después del nacimiento de Vie Montante (Vida Ascendente) en Francia. No fue hasta 1990 que el movimiento se conoció en el Canadá de habla inglesa.

El 5 de noviembre de 1971, alentado por el obispo Gérard-Marie Coderre, obispo de St-Jean- sur-Richelieu (ahora St-Jean-Longueuil), Honoré Beauchamp, asistido por George s Henri Ste- Marie, a cargo de la promoción y Aimé Boucher, tesorero, dirigió la reunión fundacional del movimiento. La primera reunión parroquial de LVM tuvo lugar el día 8 de diciembre en St- Antoine de Longueuil.

En abril de 1972, el Sr. Ste-Marie participó en el Congreso Internacional en Poissy (Francia) durante el cual buscó la ayuda de Vie Montante Francia. A partir de noviembre de 1972 LVM se desarrolló en otras diócesis. Hay reuniones en East Angus, en la diócesis de Sherbrooke, en Chandler (Gaspé). En St- Hyacinth, el movimiento se organiza a nivel de la diócesis gracias a su Consejero Espiritual, el Obispo Euchère Martel P.D.

El Padre Francois Sailler, omi, “misionero delegado” de Vie Montante Francia llega a Canadá en apoyo a George-Henri Ste-Marie para trabajar en la expansión del movimiento.

La Vie Montante Nationale hoy en Canadá de habla francesa

La Vie Montante está presente en 23 diócesis, el número de grupos ha disminuido significativamente en los últimos dos años debido a la falta de sucesión, y aún más durante la pandemia. Algunos de nuestros miembros son muy viejos, están en hogares de ancianos. Salen menos y la contención no hace las cosas más fáciles. En algunos pueblos o ciudades, no hay lugar para celebrar nuestras reuniones y respetar las instrucciones.

Los sacerdotes son menos numerosos, hay grupos que no se renuevan se y esperan a ver qué sucederá con el COVID-19. Cuando repasé la historia del movimiento y vi la velocidad con la cual que había crecido en ese momento, debo decir que ¡envidio a los fundadores y colaboradores de 1971-1972!

¡Felicitaciones! ¡Toda nuestra gratitud a Vie Montante Francia por su ayuda!

Marielle Lord
Presidente LVM Canadá

 

El desafío de la soledad

CARTA PASTORAL DE LOS OBISPOS DE LA PROVINCIA ECLESIÁSTICA DE PAMPLONA Y TUDELA

Introducción

1. La soledad no buscada ni querida es uno de los grandes desafíos de nuestra época. Entra en los hogares y en los corazones a través de la enfermedad, la injusticia, la discriminación, la vejez, la depresión, la indiferencia, el rechazo, la experiencia del abandono o el sentimiento de fracaso. Y, una vez dentro, es difícil desalojarla. Es como un huésped indeseado o una visita inoportuna.

En España, la Jornada Mundial del Enfermo, que se celebra el 11 de febrero, es el punto de partida de la Campaña del Enfermo, que culmina el VI Domingo de Pascua, y que este año se ha concretado en el tema: “Acompañar en la soledad”…..

Para acceder al documento completo pulsa en el siguiente enlace:

CARTA-PASTORAL-EL-DESAFIO-DE-LA-SOLEDAD-1

Conferencia Internacional sobre la espiritualidad del adulto mayor en Latinoamérica (Venezuela)

Queridos todos;

En este enlace podréis visualizar el vídeo de la videoconferencia Internacional sobre la espiritualidad del adulto Mayor en Latinoamérica (Venezuela):

Aparte del obispo de San Juan de la Maguana, Monseñor José Grullón y el padre Ricardo Guillén, participan también Sor Nayda y el Padre Frankelo, amigos con los que nos encontramos en el congreso de Roma y en el encuentro de Santo Domingo.

Todos aman y son enormemente activos en Vida Ascendente. MonseñorJosé Grullón y el padre Frankelo dirigen una fantástica universidad en Maguana. Son dignos de admiración

Hermanos todos, en Cristo Resucitado​

1La Víspera de la Fiesta de San Francisco de Asís, el Santo Padre nos ha regalado una nueva Encíclica, «Fratelli Tutti», que nos introduce en el espíritu del Poverello y nos invita a hacer nuestras sus intuiciones evangélicas para la Iglesia y el mundo del Tercer Milenio.

En continuidad con su anterior Encíclica, «Laudato si», el Santo Padre nos anima a trabajar todos en ese camino de la fraternidad universal y la amistad entre los pueblos, para el cuidado de la “casa común”.

A estas alturas todos hemos tenido la oportunidad de leer la Encíclica o de, al menos, escuchar algún comentario de la misma, de modo que no pretendo en estas líneas ni resumir, ni recensionar lo que el Papa nos propone. Dado que ha habido tantos comentarios y tantas lecturas parciales o sesgadas de la Encíclica, creo que mi mejor aportación es entresacar algunos textos de la misma señalando los grandes temas que aborda.

IDEOLOGÍAS Y CONFLICTOS

“La historia da muestras de estar volviendo atrás. Se encienden conflictos anacrónicos que se consideraban superados, resurgen nacionalismos cerrados, exasperados, resentidos y agresivos”.

“En varios países una idea de la unidad del pueblo y de la nación, penetrada por diversas ideologías, crea nuevas formas de egoísmo y de pérdida del sentido social enmascaradas bajo una supuesta defensa de los intereses nacionales”.

EL MUNDO TRAS EL CORONAVIRUS

“Pasada la crisis sanitaria, la peor reacción sería la de caer aún más en una fiebre consumista y en nuevas formas de autopreservación egoísta”.

“Ojalá no nos olvidemos de los ancianos que murieron por falta de respiradores, en parte como resultado de sistemas de salud desmantelados año tras año. Ojalá que tanto dolor no sea inútil, que demos un salto hacia una forma nueva de vida y descubramos definitivamente que nos necesitamos y nos debemos los unos a los otros”.

DERECHOS SIN FRONTERAS

“Entonces nadie puede quedar excluido, no importa dónde haya nacido, y menos a causa de los privilegios que otros poseen porque nacieron en lugares con mayores posibilidades”.

“Los límites y las fronteras de los Estados no pueden impedir que esto se cumpla. Así como es inaceptable que alguien tenga menos derechos por ser mujer, es igualmente inaceptable que el lugar de nacimiento o de residencia ya de por sí determine menores posibilidades de vida digna y de desarrollo”.

MIGRANTES

“Los migrantes no son considerados suficientemente dignos para participar en la vida social como cualquier otro, y se olvida que tienen la misma dignidad intrínseca de cualquier persona. Nunca se dirá que no son humanos pero, en la práctica, con las decisiones y el modo de tratarlos, se expresa que se los considera menos valiosos, menos importantes, menos humanos”.

EL MERCADO SOLO NO RESUELVE TODO

“El mercado solo no resuelve todo, aunque otra vez nos quieran hacer creer este dogma de fe neoliberal. Se trata de un pensamiento pobre, repetitivo, que propone siempre las mismas recetas frente a cualquier desafío que se presente”.

“La fragilidad de los sistemas mundiales frente a la pandemia ha evidenciado que no todo se resuelve con la libertad de mercado”

NO HAY GUERRAS JUSTAS

“Es muy difícil sostener los criterios racionales madurados en otros siglos para hablar de una posible guerra justa, a pesar de que en el catecismo “se hable de la posibilidad de la legitima defensa mediante la fuerza militar”

REFORMA DE LA ONU

“Es necesaria una reforma de la Organización de las Naciones Unidas, así como de la arquitectura económica y financiera internacional, para que se dé una concreción real al concepto de familia de naciones”.

Es decir que “se eviten que se trate de una autoridad cooptada por unos pocos países, y que a su vez impidan imposiciones culturales o el menoscabo de las libertades básicas de las naciones más débiles a causa de diferencias ideológicas”.

EL POPULISMO

“Hay líderes populares capaces de interpretar el sentir de un pueblo (…) Pero deriva en insano populismo cuando se convierte en la habilidad de alguien para cautivar en orden a instrumentalizar políticamente la cultura del pueblo, con cualquier signo ideológico, al servicio de su proyecto personal y de su perpetuación en el poder”.

LA POLÍTICA NO ESTA AL SERVICIO DE LA ECONOMÍA

“La política no debe someterse a la economía y esta no debe someterse a los dictámenes y al paradigma eficientista de la tecnocracia”.

LAS RELIGIONES AL SERVICIO DE LA FRATERNIDAD

“Las distintas religiones (…) ofrecen un aporte valioso para la construcción de la fraternidad y para la defensa de la justicia en la sociedad. El diálogo entre personas de distintas religiones no se hace meramente por diplomacia, amabilidad o tolerancia”.

 José Ignacio Figueroa
Consiliario Nacional

Puedes acceder al documento completo en el siguiente enlace:
http://www.vatican.va/content/francesco/es/encyclicals/documents/papa-francesco_20201003_enciclica-fratelli-tutti.pdf

Boletín Mensual Nº 20 de Vida Ascendente Internacional

1

Un cálido saludo a ustedes, lectores de esta carta, pero también, más allá del pequeño círculo de suscriptores, a todos ustedes, miembros de VAI y amigos lejanos.

Ha pasado un mes desde nuestra cita previa… pero la situación de salud sigue siendo preocupante. El virus sigue ahí, al acecho, dispuesto a aprovechar un momento de baja para asaltarnos. Se requiere una vigilancia rigurosa.

Que estas pocas líneas también os den el valor de afrontar las dificultades, de apoyar a los que os rodean, que son particularmente vulnerables.

A pesar del virus, debemos seguir viviendo, para elegir la vida

Escojamos la vida, negándonos a ceder al miedo, para “encontrar el sueño, la esperanza y la alegría de encontrarnos”, para reiniciar en confianza nuestras actividades en marcha, como nos invita José Ignacio Figueroa, consiliario nacional de VA España.

Escojamos la vida con Susana, Coordinadora continental de América Latina, que recuerda a los miembros de América del Sur la necesidad de celebrar el 1 de Octubre en todo el mundo, día dedicado a los ancianos; con Barthélémy Mopiti Unkende, Presidente de Vida Ascendente en la Republica Democrática de Congo y Orlando Ceceres, Presidente de Vida Ascendente Perú, que han tomado iniciativas para celebrar este día. Este acontecimiento, que puede permitirnos estar asociados con grupos no confesionales que también cuidan a los ancianos, nos hace visibles como cristianos.

Sí, demos testimonio de la vida en nuestro movimiento: con esta carta, lanzamos una serie que les hará descubrir, en la medida de lo posible, los movimientos que componen VAI; comenzamos con España, su historia y el relato que José María Castaño, secretario nacional, nos dio sobre cómo se vivió la pandemia en su país.

Aquellos que ayudaron a alimentar el contenido de este boletín, se les agradece enormemente.

En la esperanza que debe habitar todo cristiano, oremos el uno por el otro…

La Presidenta
Monique Bodhuin


NOTICIAS DE ROMA:  UNA NUEVA ENCÍCLICA “TUTTI FRATELLI”

El domingo 4 de octubre se publicó la encíclica del Papa Francisco sobre la fraternidad, que es también una acusación contra los grandes males que asolan, según él, el mundo actual. Pronto tendremos la oportunidad de hacernos eco de este texto.


VIDA ASCENDENTE EN ESPAÑA

El año 1979, Juan Antonio Castañeda, sacerdote de Ciudad Real, que había conocido Vie Montante en Francia, creó el primer grupo en su parroquia. Pero la fecha clave de comienzo de Vida Ascendente en España fue el año 1979, cuando dos señoras madrileñas con el P. Vicente Lores, Operario Diocesano, lo conocieron en unas Jornadas de Espiritualidad de la Tercera Edad, donde el P. Dierykx, Consejero Espiritual de Vie Montante, dio una conferencia sobre el Movimiento, que les entusiasmó, lo que fue confirmado al asistir, invitadas, en Estrasburgo a un Congreso de Vie Montante (MCR).

La Comisión Episcopal de Apostolado Seglar les encargó su promoción en España, y tras un tiempo de amplia difusión, en noviembre de 1986, la Conferencia Episcopal, erige el Movimiento de Apostolado Seglar de Jubilados y Mayores, como Asociación Publica de Fieles y aprueba sus Estatutos.

Poco a poco el Movimiento se implanta en todas las diócesis españolas (69), contando con el apoyo de sus Obispos diocesanos y muchos párrocos, en cuyas parroquias se reúnen habitualmente los grupos: semanal (62%), quincenal (20%) o mensualmente (18%), llegando a superar los 1.800 grupos y los 25.000 miembros, aunque en los últimos tiempos se han visto reducidos a 1.550 y 17.500 respectivamente.

En los grupos se viven los principios básicos de Vida Ascendente: Amistad fraterna, compartiendo alegrías y tristezas, satisfacciones y dificultades ayudándose mutuamente. Espiritualidad, profundizando en la fe y creciendo en la oración, formación y seguimiento de Cristo, poniendo en común las enseñanzas y experiencias de las lecturas dominicales y guiones que anualmente se publican.  Apostolado que realizan en sus familias y relaciones sociales y de manera especial en las propias parroquias: catequesis, liturgia, caritas, visita a enfermos etc…

En muchas diócesis se realiza una acción de acompañamiento a los mayores en las Residencias e incluso atienden a grupos de Vida Ascendente que se crean.

Vida Ascendente, como único Movimiento Eclesial, participa en aquellos organismos y actividades de Apostolado Seglar: Foros de Laicos, Jornadas, Congresos…y organizó en paralelo al Congreso de Familia en Valencia el año 2006 un Congreso de Mayores con gran participación y contenido.

Desde sus orígenes ha sentido la preocupación que manifestaba el papa Juan Pablo II cuando decía el año 1982 en Valencia (España), “Es necesario que se desarrolle en la Iglesia una pastoral para le tercera edad, en la que se insista en el papel creativo de la misma.”  y el Consejo Pontificio de Laicos publicó, en el año 1998, un documento “La dignidad del mayor y su misión en la Iglesia y en el mundo” en la que insistía sobre ella y daba unas orientaciones para su desarrollo.

Con este fin, y considerando su necesidad e importancia, Vida Ascendente trabajó y lo propuso, en distintas ocasiones, a la Conferencia Episcopal, pero que no ha encontrado eco. Grande fue nuestra alegría cuando el Dicasterio de Laicos, Familia y Vida convocó el Congreso Internacional de la pastoral de la persona mayor, celebrado en Roma los días 29 a 31 de enero pasado con gran éxito de asistencia y contenido, y al que asistieron 70 miembros de Vida Ascendente de España, y que ha dado lugar a que la Conferencia Episcopal Española haya tomado con gran interés y cuenta con Vida Ascendente para su desarrollo.

España, también, ha contribuido con desplazamientos, de diversas personas a América Latina y medios materiales, a implantar Vida Ascendente en algunos de aquellos países, y siempre está dispuesta a contribuir en bien del Movimiento y de las personas mayores.

 Jose María Castaño
Secretario General de Vida Ascendente España


DÍA INTERNACIONAL DE VIDA ASCENDENTE 1° DE OCTUBRE

En América del Sur:

Así presentó Susanna, coordinadora para América Latina el día 1 de octubre:

 ” Queridos amigos integrantes de Vida Ascendente

En noviembre de 2018, hace casi dos años atrás en Santo Domingo, República Dominicana dentro del desarrollo de la 9° ASAMBLEA INTERNACIONAL del Movimiento, se instituía el 1° de octubre, Día Internacional del Movimiento de Vida Ascendente.

Esta propuesta fue elevada por el Presidente de la Comisión Nacional de Perú, don Orlando Cáceres, y después de la votación de todos los participantes de dicha Asamblea, se eligió esta fecha, donde cada uno de los integrantes de este Movimiento, nos sentimos identificados en el mundo entero.

¡Este es un hermoso día para celebrar!!!!!  donde cada país tiene la libertad de hacerlo con las costumbres, tradiciones y folclore que a cada Pueblo lo caracteriza. Lamentablemente este año no lo vamos a poder festejar como a nosotros nos gusta.

Todos sabemos que estamos viviendo un tiempo totalmente atípico, no solo en nuestros países, sino en el mundo entero, debido al Covid 19, virus que azota la tierra y que nos impide reunirnos, especialmente a nosotros los Adultos Mayores, porque somos los que más riesgos corremos de contagiarnos. Tampoco se nos permite celebrar como a nosotros nos gusta, con música, cantos, bailes y abrazos. Sinceramente creo que es esto lo que más extrañamos entre nosotros, ese fuerte abrazo que nos dábamos cada vez que nos veíamos.

Sin embargo, Dios no nos abandona y nos permite estar unidos lo mismo, a lo largo y ancho de nuestra querida América latina de una manera diferente, más espiritual, por medio de la oración y la Santa Eucaristía.

Yo los aliento a seguir adelante y a no perder las esperanzas, buscando siempre la forma de continuar con nuestro accionar apostólico por medio de las redes sociales que nos ofrece hoy, la nueva tecnología.

Bueno queridos todos, por último decirles que no debemos perder la confianza, debemos mantenernos unidos al Señor como la “Vid al Sarmiento”, sabiendo que hay un Dios entre nosotros que nos cuida, nos ama y nos protege. Les envío un fuerte abrazo a la distancia, que el Señor los colme de bendiciones, dándole las gracias por la salud que tenemos y que nos permite seguir de pie.  ¡Muchas felicidades y muy feliz día de VIDA ASCENDENTE!!!!!!

Con el cariño de siempre

 Susana  (Coordinadora de VAI para América Latina)


EN RESPUESTA A LA SOLICITUD DEL PRESIDENTE ORLANDO CÁCERES, LA PRESIDENTA DE VAI ENVIÓ UN MENSAJE AL PERÚ PARA EL DÍA DEDICADO A LOS ANCIANOS
“De la presidenta de VAI, Monique Bodhuin, al presidente nacional de Perú, Orlando Cáceres”

Juntos, en este día del 1° de octubre, con otras organizaciones no confesionales que cuidan a los ancianos, Fortalecidos por nuestra especificidad espiritual, podemos hacer que las personas comprendan la dignidad sagrada de cualquier persona más o menos anciana, envejecida, dependiente, hasta su último aliento de vida.

Estamos llamados a trabajar juntos, unidos en un movimiento, VAI, que no es una asociación como cualquier otra, ya que es en el nombre de Cristo que estamos unidos;  comprometerse con VAI, da una responsabilidad apasionante, es estar convencidos de que somos un todo cuya cohesión y unidad provienen del sentido de una misión a cumplir: esta misión es dar testimonio del amor de Cristo a todos los que encontramos, es dar testimonio del amor de Cristo mediante gestos muy concretos con los ancianos, a quienes la sociedad a veces olvida o margina.

Sé que Perú está particularmente afectado por la pandemia de Covid-19 y que todos ustedes están pasando por momentos difíciles, especialmente la personas vulnerables y aisladas. Me uno a vuestra preocupación y dolor; pero no debemos ceder al desaliento o a la angustia.

Que este día sea una oportunidad para testimoniar la esperanza que debe habitar a los miembros de VAI: harán un gran servicio a los que se encuentran, invitándolos a ver cómo actúa Dios, para salir de situaciones aparentemente sin salida. La esperanza cristiana nos enseña a lidiar con el enigma de nuestra vida con la convicción de que “Dios ya se ha arriesgado en este camino”.

(Resumen preparado por Monika Ptak)


EN LA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO

El 1 de octubre se celebró una misa de acción de gracias en la Iglesia de San José en Kinshasa: extractos adjuntos del discurso pronunciado por el presidente Barthélemy MOPITI UNKENDE y algunas fotos que ilustran el evento.

En nombre de la Federación Nacional de Ancianos y de la Tercera Edad, de la que es miembro EL VMRDC, Barthélemy agradeció al párroco de San José su aceptación de celebrar esta Misa de acción de gracias y al Director del Centro Diocesano Pastoral por su ayuda. Continúa: “Las personas mayores cristianas envían sus oraciones a Dios por mantenerlas vivas hasta el día de hoy…

El Papa Francisco, que sigue preocupándose por nuestro futuro, nos dice que si en algún tiempo los ancianos pudieran poblar un pequeño estado, hoy podrían poblar un continente entero”. Estas palabras fueron hechas “en su discurso del 31 de enero de 2020 a los delegados reunidos en Roma para el congreso “la riqueza de los años” en el que participé. El Santo Padre nos alienta y promete acompañarnos con sus oraciones. Nos pide, “por favor”, que oremos por él también”.


RECOMENZAR EN CONFIANZA

Tras meses de confinamiento y de no poder compartir nuestra vida con las personas que nos importan, tras una Cuaresma sin encuentros, una Semana Santa sin pasos, una Pascua sin aleluyas y un final de curso sin curso y sin final, por fin llegó el verano. Un tiempo de reencuentros, una oportunidad de recuperar los paseos y los viajes —no sin limitaciones— y una época propicia para compartir con los nuestros momentos en los que evocar esos fantasmas que nos atenazaron como un mal sueño que todos deseamos haya quedado definitivamente en el pasado.

Algunos nubarrones quedan en el azul cielo del verano, dudas y miedos que no acaban de disiparse:

¿podremos reunirnos con normalidad este nuevo curso que se nos presenta?;

¿nos dejarán volvernos a encontrar con los que tanto hemos añorado durante el aislamiento —aun sabiendo que a muchos sólo volveremos a encontrarles en el cielo, porque el virus se los ha llevado—?; ¿cómo será esa «nueva normalidad» en nuestro querido movimiento de «Vida Ascendente» ?; ¿qué pasará si hay rebrotes de la enfermedad este otoño?

Demasiadas cosas nos ocupan, nos preocupan y nos quitan la serenidad que creíamos haber alcanzado con el paso de los años.

«No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma» (Mt 10, 28).

Tenemos la sensación de que todo el mundo se ha preocupado tanto de los mayores, de que no se infectaran, de que se aislasen y no entrasen en contacto con nada que puede vulnerar su salud, que corremos el peligro de vivir lo que algunos técnicos han denominado el «síndrome de la cabaña»: «Yo era de salir poco, solo a la compra, a misa y a «vida ascendente », pero ahora ya no salgo para nada, mis hijos o mis nietos me traen lo que necesito y me lo dejan en la puerta, la misa la veo en la tele y mi relación con mis amigos del movimiento la mantengo por medio del móvil». ¿A que nos suena?

Tenemos que agradecer mucho, muchísimo a quienes se han ocupado de que estemos bien y por eso nos han protegido tanto, pero el miedo a lo que pueda venir no nos debe paralizar.

Tenemos que recuperar la ilusión, la esperanza y la alegría de encontrarnos.

Lo haremos con todas las medidas necesarias, con mascarillas, guardando distancias y al aire libre si es necesario y posible, pero tenemos que hacer un inicio de curso por todo lo alto, con las celebraciones que no pudimos hacer para acabar el anterior, con la alegría del reencuentro con los hermanos y sabiendo que donde dos o tres estamos reunidos en su nombre, allí está Él en medio…

Es verdad que quizás no sea prudente todavía hacer grandes concentraciones interdiocesanas, pero como consiliario general estoy dispuesto a acudir allá donde me llaméis para seguir animando, acompañando y formando a todos los queridos amigos de «Vida Ascendente», si no engrandes grupos, en pequeñas comunidades, como hacían los apóstoles con las primeras comunidades cristianas.

Tres frases que debemos grabarnos para comenzar un nuevo curso: nadie sin esperanza, nadie sin ilusión, nadie solo…

Mucho ánimo, que Jesús sigue cuidando de nosotros.

Jose Ignacio Figueroa
Consiliario General

Boletín Mensual Nº 19 de Vida Ascendente Internacional

 

1

Amigos de África, amigos de América del Sur y Canadá, amigos de Asia y Australia, amigos de Europa, saludos calurosos en mi propio nombre y en nombre de los miembros del Comité Ejecutivo.

En un momento en que la pandemia sigue enfureciendo, aunque en diversos grados en diferentes países, la vida sigue siendo complicada. Cuéntanos qué dificultades enfrentan las personas mayores que encuentran, cómo VAI responde a sus necesidades de todo tipo y les ayuda a superar esta tribulación y sus consecuencias (aumento de la soledad, enfermedad, duelo).

En la apertura de este boletín, leerá un texto de meditación: presenta el folleto utilizado por los miembros francófonos de Bélgica y Suiza para sus reuniones. Haciéndose eco de esta meditación, un texto de una hermana que trabaja en una institución que acoge lo más viejo: el respeto por las personas la benevolencia hacia ellas, ¿no es una forma de escuchar?

A pesar del covid-19, la vida continúa, como muestra la carta de Abraham Lee; que se le agradezca calurosamente su envío.

Que esta carta sea también una oportunidad para que rinda homenaje a los miembros del Comité Ejecutivo que, a pesar de las limitaciones de la epidemia, han seguido asumiendo sus responsabilidades, trabajando regularmente desde marzo, mediante videoconferencia; el boletín 80 es una prueba de esto; en este sentido, leerán la carta de agradecimiento que nos ha enviado el Director del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral.

Muchas gracias a Susana que recuerda la importancia del 1 de octubre; celebremos este día con hermosas iniciativas que mostrarán una renovada atención a nuestros mayores; en este período de crisis de salud marcado por riesgos que los ponen en primera línea y preocupaciones que tal vez les resulte difícil superar, la necesitan más que nunca; y para mostrar esta atención, les recuerdo la campaña iniciada por el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida “los ancianos son sus abuelos” (adjunto, de nuevo).

Háganos saber sus acciones: con la ayuda del Espíritu Santo, abramos nuestros corazones, inventemos, creamos, actuemos, con la voluntad de dar días felices, a través de los cuales podremos dar gracias.

La Presidenta
Monique Bodhuin
Le recordamos la dirección de correo: ccl@vmi-vai-lai.org


Mensaje espiritual del folleto belga-suizo 2020-2021 “Écoute” (Escucha)

1“Escucha, Israel! El Señor nuestro Dios es el único Señor” (Deuteronomio 6,4) Es a través de estas palabras que el creyente israelita expresa su fe. En el Nuevo Testamento, Jesús toma este texto en la forma: “Amarás al Señor tu Dios” y lo vincula al Levítico “Amarás al prójimo como a ti mismo” (Levítico 19:18). Esta confesión de fe determina los ejes centrales de la vida espiritual: escuchar, amar y transmitir. podríamos decir: ver, juzgar y actuar.

Entre los cinco sentidos, el oído es el que permite la percepción de los sonidos: escuchar el llanto de los niños o el sonido de las máquinas no requiere mucha atención. Escuchar es un enfoque más exigente y puede significar entender, descubrir, observar. Admirar un paisaje es escuchar a la naturaleza. Tomar al amigo en apuros en sus brazos es un gesto de escucha. La persona sorda o con discapacidad auditiva, leyendo en los labios, se pone en una actitud de escucha.

Nuestra inteligencia y habilidades no son suficientes para juzgar o entender a una persona. La escucha cristiana y la acogida son benevolentes y pasan por el corazón. Se podría parafrasear al Principito y decir: “Sólo escuchamos con el corazón, lo esencial es inaudible para el oído”.

En las Escrituras, la actitud materna de Dios hacia los hombres se caracteriza por su capacidad de escuchar. La imagen de la primera página ilustra perfectamente el tema de este año “Escucha”. Con la mano levantada al oído, san Benito nos enseña que escuchar a Dios, a los demás y a uno mismo hace crecer el amor en el mundo. Nos permite aportar nuestra piedra a la construcción del Reino donde todos serán amados por lo que son.

¡Que descubramos en todos nuestros hermanos y hermanas la presencia de Dios!

Francis Zufferey, para el equipo belga-suizo de Vida Ascendente
(Francis Zufferey es el Asesor Espiritual de la Suiza francófona)


Cambia tu mirada y la vida surgirá

La hermana Vincent es una de las hermanas de Jeanne-Antide Thouret, cuyo santo patrón es San Vicente de Paúl; la congregación, emanación de las Hijas de la Caridad fue fundada en Besançon en 1799 por Jeanne-Antide después de la dispersión de las Hijas de la Caridad por los revolucionarios; su misión: enseñar, ayudar a los pobres, cuidar a los enfermos, de ahí su presencia en EHPAD como en el establecimiento Notre Dame des Cèdres mencionado por la hermana.

Que tu mirada sea la mirada de Dios: Busca la belleza para maravillarme con ella
Que vuestra mirada sea la mirada de Dios; Está buscando que los pequeños sean su grandeza.
Que vuestra mirada sea la mirada de Dios: Busca a los heridos para ser su salvación.

Didier Rimaud.

Para Jesús, los demás, sean cuales sean, sean cuales sean sus acciones, su reputación, su enfermedad, siempre son amados por DIOS.

Cardenal Decourtray

Hija de Santa Juana Antide, con mis hermanas, con otras, trato de vivir de su carisma: amar y servir a los pobres, dejarme evangelizar por ellos!!

Puedo decirle que cuanto más avance en esta casa, menos entiendo la enfermedad: ver a personas que conocíamos y no reconocerlas, ¡qué dura realidad! Pero lo que se profundiza en mí es la profunda convicción de que sólo el Amor ayuda a estas personas: el amor recibido y dado, el amor dentro de la pareja, la amistad entre los residentes. ¡¡Verdad en la relación!!

Las personas son sensibles al respeto por su actitud, su comportamiento, sus convicciones. Cuando una persona llega a nuestra casa, muy desorientada y nos dice una y otra vez durante todo el día el nombre de su pueblo, a dónde ir, el personal le escribe el nombre de su pueblo en un papel, ella lo guarda muy bien porque es para ella una seguridad. Continúa así durante una quincena al cabo de la cual puedo encontrarme con ella, diciéndome, tranquila, con alegría, y levantando los brazos: “Vivo de nuevo”

Un caballero, mueve constantemente las sillas, las butacas, todo el mundo le deja hacerlo y pone las cosas de nuevo en su lugar sin decirle nada, que necesita gastar su energía!!

Es común que una persona se acueste en la cama de otra; amablemente el personal o yo, lo lleva a su habitación y por lo general todo va bien.

A veces, uno u otro residente no quiere ir al comedor para comer; El personal luego viene a servirlo donde está, por lo que se alimenta solo mientras que si lo obligamos a pasar al comedor, no comería nada.

Invitamos a las personas que deseen venir a rezar el rosario cada mañana. Están los habituales, pero nada es sistemático, un día es sí, un día es no, respetamos sus deseos.

Un día una hermana residente me dijo: “Estoy perdiendo la memoria, no sé nada” Es verdad, olvidas muchas cosas pero no importa, así que responde: “Sí, un día un predicador dijo en un retiro: lo que es importante es hoy, es el momento presente”.

El día del 15 de agosto hacemos un tiempo de oración y en algún momento invito a los residentes a expresar su razón de acción de gracias. Para mi sorpresa muchos se expresan y de una manera muy profunda: hay un caballero muy cansado que no siempre parece en sintonía con nosotros, veo sus ojos brillar, me acerco a él y le pregunto lo que quiere decir, difícil pero con convicción, dice “para mi esposa», ella recorría 80 km todos los días para venir a verlo.

Varias familias sufrían de la condición de sus padres: juntos pensamos en cómo ayudar a que esto sucediera.

“Cuando se fortalezcan amistades entre residentes, gracias por decir que la amistad, el amor son más fuerte que la enfermedad”.

“Cuando uno de los nuestros se una a la Casa del Padre, gracias por decir que la vida es más fuerte que la muerte. Nuestra casa es una gran familia donde nos ayudamos mutuamente en tiempos difíciles. »

Para concluir cito a Xavier Thevenot” “El sufrimiento no agrada a Dios, lo que agrada al Creador es que el hombre se humanice a sí mismo. Y humanizar el sufrimiento es tratar de reconectar con los demás y con el Padre el vínculo que ha roto el dolor. Lo que redime no es el sufrimiento en sí, sino el intento de salir de uno mismo en medio de la prueba. Sólo una cálida presencia de personas sanas, atentas a lo que atraviesan los enfermos, puede permitir esta humanización del sufrimiento.”

No debemos creer que todo es perfecto en Nuestra Señora de los Cedros (Notre Dame des Cèdres), pero me complace ser testigo de cómo los residentes son respetados. Con vosotros doy gracias al Señor por esta obra de humanización.

Testimonio de Hermana Vincent


Representantes de Vida Ascendente Internacional nos escriben:

En estos tiempos de pandemia, el Coordinador de Asia nos envía este mensaje:

Queridos hermanos y hermanas,

Espero que todos estén sanos y confiados en estos tiempos en los que la pandemia está arrasando. Nos da una buena oportunidad de reflexionar sobre nuestras vidas. Dios debe tener un mensaje importante que revelarnos.

El COVID-19 nos recuerda que el mundo es pequeño, que todos estamos conectados, debemos cuidarnos y ayudarnos, todos debemos cooperar para enfrentar un destino común.

Este tipo de situación ha sucedido a menudo a lo largo de la historia y podría volver a suceder, si no aprendemos de ella: ¿cómo vivimos en armonía con la creación de Dios?

Tenemos que pensarlo.

La Biblia nos dice que nuestros cuerpos son el templo del Espíritu Santo y que debemos cuidarlos bien. Podemos aprovechar esta oportunidad para cultivar un estilo de vida saludable, esto puede fortalecer nuestra inmunidad.

Dios los ama a ustedes y a su familia, ¡la paz sea con todos ustedes! Muy cordialmente,

Abraham Lee Coordinador para Asia

El 1 de octubre una fecha que no se puede olvidar para Vida Ascendente Internacional

Esto es lo que Susana ha pedido a todos los presidentes de los movimientos de la Coordinación para América del Sur.

Con la esperanza de que el mensaje encuentre a todos los miembros sanos, recuerda esta importante fecha para todos nosotros, inscrita en las agendas para que cada país lo celebre, según sus costumbres y tradiciones.

“Ciertamente este año no podremos celebrar físicamente”, añade, “pero definitivamente podremos reunirnos y compartir de una manera virtual.

Susanna Zonni
Coordinador de América del Sur


Las gracias de Monseñor Duffé

Monseñor Bruno-Marie Duffé, director del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral, nos agradece calurosamente por enviar el boletín 80, la calidad del trabajo realizado y nos invita a continuar la reflexión.

Su referencia al discurso del santo padre en el Premio Carlomagno en mayo de 2016 muestra que la noción de “transfusión de memoria” es de hecho una preocupación constante para el Papa. Mons. B- M Duffé dijo en su carta de agradecimiento a VAI:

« La ˮ transfusión de la memoria” pasa necesariamente a través de nuestros ancianos que han vivido alegrías y tragedias a lo largo de la historia, las han madurado y meditado en sus corazones, adquiriendo así la sabiduría y la visión necesarias para construir una sociedad con altos valores humanistas.

Su lugar en la sociedad es esencial. No se puede reducir a la gestión, y mucho menos a la marginación. Pero la “transfusión ˮ 􏰀ene que hacerse. Se trata de forjar la relación, de abrirse a la transmisión, escuchando y acogiendo la riqueza que llevan para que seamos capaces cada vez de más humanidad. Este es el reto de construir una sociedad que responda a la plenitud humana y a la que la Iglesia se esfuerza por contribuir.

Al reiterarle mi gratitud por enviar este trabajo y agradecerle la misión de Vida Ascendente Internacional con nuestros mayores, le pido que reciba, querida señora, la expresión de mis sentimientos de respeto y de mi oración a Cristo de compasión y ternura.»


Cada anciano es tu abuelo
Lanzamiento de la campaña “Cada anciano es tu abuelo”
¡Usa la fantasía del amor: llámales por teléfono o por video, escúchales!

1Es posible superar el aislamiento de las personas mayores, incluso observando rigurosamente las normas sanitarias en relación al Covid-19.

La pandemia ha afectado en modo particularmente duro a las personas mayores y ha interrumpido los ya débiles lazos entre las generaciones, pero respetar el distanciamiento no quiere decir aceptar un destino de soledad y abandono.

Por ello, a raíz de las palabras que el papa Francisco pronunció después del Ángelus, el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida lanza la campaña “Cada anciano es tu abuelo” para invitar a los jóvenes de todo el mundo a hacer un gesto de ternura hacia las personas mayores que se sienten solas, porque “¡cada persona mayor sola es tu abuelo y tu abuela y te necesita!”

En estos meses, muchas conferencias episcopales, asociaciones y fieles, con “la fantasía del amor”, han encontrado el modo de llevar a las personas mayores solas la cercanía de las comunidades eclesiales. Hemos recibido noticias de llamadas por teléfono, por internet, a través de las redes sociales – incluso serenatas a los huéspedes de las casas de reposo – realizadas por los jóvenes para interrumpir la soledad de tantas personas obligadas por la pandemia a permanecer en sus casas o encerradas dentro de las estructuras residenciales.

En esta fase de la campaña, y respetando las normas de salud en vigor en los distintos países, se invita a llegar virtualmente a las personas mayores más solas del propio barrio o de la parroquia y enviarles un abrazo, como ha dicho el Papa, a través de una llamada por teléfono, una videollamada o el envío de una imagen. Siempre que sea posible – o cuando la emergencia sanitaria lo permita – invitamos a los jóvenes a concretar aún más el abrazo, yendo a visitar personalmente a las personas mayores.

La campaña está asociada con el hashtag #sendyourhug para difundir la iniciativa. Los posts más significativos se divulgarán en las redes sociales del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida @laityfamilylife.

Nuestra esperanza es que, también desde esta campaña, se pueda cumplir el deseo del papa Francisco, que escribió: “Esto es lo que yo quisiera: un mundo que viva un nuevo abrazo entre los jóvenes y las personas mayores (Introducción al libro “La sabiduría del tiempo”)”.

En la memoria de santos Joaquín y Ana, los “abuelos” de Jesús, quisiera invitar a los jóvenes a realizar un gesto de ternura hacia los ancianos, sobre todo a los que están más solos, en las casas y en las residencias, los que desde hace muchos meses no ven a sus seres queridos.

¡Queridos jóvenes, cada uno de estos ancianos es vuestro abuelo! ¡No les dejéis solos! Usad la fantasía del amor, haced llamadas, videollamadas, enviad mensajes, escuchadles y, donde sea posible respetando las normas sanitarias, id a visitarlos. Enviadles un abrazo. Ellos son vuestras raíces.

Un árbol separado de las raíces no crece, no da flores ni frutos. Por esto es importante la unión y la conexión con vuestras raíces. “Lo que el árbol tiene de florido, vive de lo que tiene sepultado”, dice un poeta de mi patria. Por esto os invito a dar un aplauso grande a nuestros abuelos, ¡todos!

P. Alexandre Awi Mello. I. Sch.
Secretario
Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida 27 de julio de 2020

Boletín Mensual Nº18 de Vida Ascendente Internacional

1
Cada anciano es tu abuelo

Lanzamiento de la campaña “Cada anciano es tu abuelo”
¡Usa la fantasía del amor: llámales por teléfono o por video, escúchalos!

1

 

Es posible superar el aislamiento de las personas mayores, incluso observando rigurosamente las normas sanitarias en relación al Covid-19.

La pandemia ha afectado en modo particularmente duro a las personas mayores y ha interrumpido los ya débiles lazos entre las generaciones, pero respetar el distanciamiento no quiere decir aceptar un destino de soledad y abandono.

Por ello, a raíz de las palabras que el papa Francisco pronunció después del Ángelus, el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida lanza la campaña “Cada anciano es tu abuelo” para invitar a los jóvenes de todo el mundo a hacer un gesto de ternura hacia las personas mayores que se sienten solas, porque “¡cada persona mayor sola es tu abuelo y tu abuela y te necesita!”

En estos meses, muchas conferencias episcopales, asociaciones y fieles, con “la fantasía del amor”, han encontrado el modo de llevar a las personas mayores solas la cercanía de las comunidades eclesiales. Hemos recibido noticias de llamadas por teléfono, por internet, a través de las redes sociales – incluso serenatas a los huéspedes de las casas de reposo – realizadas por los jóvenes para interrumpir la soledad de tantas personas obligadas por la pandemia a permanecer en sus casas o encerradas dentro de las estructuras residenciales.

En esta fase de la campaña, y respetando las normas de salud en vigor en los distintos países, se invita a llegar virtualmente a las personas mayores más solas del propio barrio o de la parroquia y enviarles un abrazo, como ha dicho el Papa, a través de una llamada por teléfono, una videollamada o el envío de una imagen. Siempre que sea posible – o cuando la emergencia sanitaria lo permita – invitamos a los jóvenes a concretar aún más el abrazo, yendo a visitar personalmente a las personas mayores.

La campaña está asociada con el hashtag #sendyourhug para difundir la iniciativa. Los posts más significativos se divulgarán en las redes sociales del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida @laityfamilylife.

Nuestra esperanza es que, también desde esta campaña, se pueda cumplir el deseo del papa Francisco, que escribió: “Esto es lo que yo quisiera: un mundo que viva un nuevo abrazo entre los jóvenes y las personas mayores (Introducción al libro “La sabiduría del tiempo”)”.

En la memoria de santos Joaquín y Ana, los “abuelos” de Jesús, quisiera invitar a los jóvenes a realizar un gesto de ternura hacia los ancianos, sobre todo a los que están más solos, en las casas y en las residencias, los que desde hace muchos meses no ven a sus seres queridos.

¡Queridos jóvenes, cada uno de estos ancianos es vuestro abuelo! ¡No les dejéis solos! Usad la fantasía del amor, haced llamadas, videollamadas, enviad mensajes, escuchadles y, donde sea posible respetando las normas sanitarias, id a visitarlos. Enviadles un abrazo. Ellos son vuestras raíces.

Un árbol separado de las raíces no crece, no da flores ni frutos. Por esto es importante la unión y la conexión con vuestras raíces. “Lo que el árbol tiene de florido, vive de lo que tiene sepultado”, dice un poeta de mi patria. Por esto os invito a dar un aplauso grande a nuestros abuelos, ¡todos!

P. Alexandre Awi Mello. I. Sch.
Secretario
Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida 27 de julio de 2020


Nuestra Señora de la Asunción, Nuestra Señora del Recuerdo

El 15 de agosto celebramos la Asunción de la Virgen María. El dogma de la Asunción nos dice que María comparte la condición de los resucitados, que es la de Jesús desde la Pascua. Al igual que Jesús, María no pierde nada de su humanidad, pero su humanidad florece en una nueva vida; esta vida ya no está limitada por las limitaciones del espacio y del tiempo que son las de nuestra condición terrenal. Liberada de las limitaciones del lugar y del tiempo, la vida de los resucitados permite que María esté presenta a sus hijos desde todos los lugares y en todo momento. Sigue siendo su contemporáneo. A veces puede mostrarles su presencia visiblemente: conocemos historias de apariciones; estos son el fruto del privilegio de María, que celebramos el 15 de agosto.

Al escribir para los miembros de Vida Ascendente en esta fiesta mariana, pienso en dos versículos del Evangelio de San Lucas. En el momento del nacimiento de Jesús y la visita de los pastores al pesebre, y luego cuando Jesús, a la edad de 12 años, se perdió y se encontró en el Templo de Jerusalén: ” María, por su parte, guardaba todas estas cosas en su corazón y meditaba acerca de ellas.” (Lucas 2:19); “María conservaba todas estas cosas en el corazón” (Lucas 2:51).

Con toda probabilidad, San Lucas recogió los recuerdos de María. Gracias a ellos, pudo informarnos de los acontecimientos relacionados con el nacimiento y la infancia de Jesús.

Nosotros también guardamos en nuestros corazones muchos acontecimientos, muchos recuerdos. Lo bueno y fecundo de estos recuerdos nos ayuda a vivir y constituye un fundamento de sabiduría. En la exhortación apostólica Christus vivit (Cristo está vivo), el Papa Francisco nos cuenta la importancia de esta sabiduría: para los más jóvenes permite tener un arraigamiento. Los jóvenes necesitan estas raíces para guiar sus vidas y resistir a los manipuladores que tratan de atraparlos.

“Si una persona les hace una propuesta y les dice que ignoren la historia, que no recojan la experiencia de los mayores, que desprecien todo lo pasado y que sólo miren el futuro que él les ofrece, ¿no es una forma fácil de atraparlos con su propuesta para que solamente hagan lo que él les dice?” (Christus vivit 181).

“La riqueza de los años” fue el tema del Congreso de Roma en enero de 2020. VAI participó y comparte el trabajo. El congreso recordó la importancia de poner a disposición de los jóvenes “la riqueza espiritual y humana que se ha transmitido a través de las generaciones”. De lo contrario, corren el riesgo de ser “vacíos, desarraigados, sospechosos de todo”, dice el Papa, por ideologías que los convertirán en esclavos (Christus vivit 183, 184).

Por lo tanto, las relaciones intergeneracionales son deseables, pero no siempre fáciles de establecer. Pidamos a María, que tanto guardó y meditaba en su corazón, que fomentara la aceptación por parte de los jóvenes de la sabiduría de los ancianos, de su historia de humanidad y de fe. Que el Espíritu Santo que descansaba sobre ella nos haga inventivos y nos haga encontrar maneras de hacer que los más jóvenes se beneficien de la “riqueza de los años”.

Padre Francisco Maupu


El rostro que expresa

La corazonada del Padre Michel Almaric

¿Quién habría pensado hace tres meses que las máscaras protectoras contra el coronavirus serían una preocupación nacional e incluso global? La máscara es el elemento esencial de los “gestos de barrera”, mientras que no forma parte de la cultura de los europeos. Estábamos acostumbrados al uso de máscaras por parte de asiáticos protegiéndose de la contaminación. Pero, para nosotros los occidentales, en la actualidad, mientras comprendemos su función sanitaria, la máscara invita a la creatividad, con los elementos decorativos más diversos y originales posibles. A veces tengo dificultad a identificar a la gente, ya que estas fantasías demasiado a menudo se apoderaron del reconocimiento de la cara

Todo esto me llevó a releer páginas del filósofo Levinas bien conocido por su acercamiento al “Rostro”. Señala que lo que vemos materialmente del otro es ante todo su rostro. Está dirigido a cada uno de nosotros, y nuestros ojos se cruzan. De todo nuestro cuerpo, la piel de la cara es la que sigue siendo la más desnuda, la más expuesta. Hay una pobreza esencial en esta “piel de arrugas” porque la cara está indefensa. También todos los tratamientos, todos los maquillajes quisieran ocultar esta realidad, porque la cara “habla”. Exige que le respondamos. Levinas escribe: “El rostro se impone a mí sin que yo pueda permanecer sordo a su llamada, ni olvidarlo”, Levinas va más allá cuando menciona que es a través de su rostro que el otro irrumpe en nuestra historia. Se me acerca y me hace responsable de él. Incluso llega a evocar el rastro del infinito que está inscrito frente al otro.

¿No habría riesgo de perderse una relación humana real cuando la máscara está decorada como si fuera para un carnaval? Así podemos tratar mal esta relación, si nos presentamos al otro con máscaras de carnaval. El filósofo continúa su reflexión cuando escribe: “Pensé que es en el rostro de los demás que Dios me habla por primera vez”. Es en la cercanía de los demás que Dios se acerca. En el contexto actual no nos esperan con máscaras de carnaval sino con miradas que nos hacen existir en verdad.


Noticias de Sudamérica

Estimados amigos,

Después de dos largos meses sin noticias, vuelvo a ponerme en contacto con todos ustedes.

Deseo de todo corazón que tanto ustedes como todos los equipos que forman la Comunidad a la que pertenecen se encuentren bien de salud. Es bastante difícil llevar a cabo esta cuarentena, que desde hace tantos días nos tiene especialmente a los Adultos Mayores, guardaditos en casa, con pocas cosas para hacer. Pero no debemos perder la confianza y la esperanza de esperar que todo Creo que esta pandemia nos ha hecho reflexionar seriamente sobre nuestra fragilidad humana, y eso hizo que acrecentara en nosotros la necesidad de la oración, especialmente pidiendo por nuestra propia salud y por los enfermos del Covid-19, que tanto ha afectado a nuestros países. Esta situación que estamos viviendo nos ha hecho descubrir a un prójimo muy cercano que antes no conocíamos y tampoco veíamos y hoy nos encontramos mucho más solidarios con nuestros hermanos más necesitados.

Junto con otras personas me dedico a tejer cuadraditos de lana para hacer mantas. Otros equipos dan comida a los necesitados. En las últimas semanas comenzamos las reuniones virtuales. Es muy muy lindo y emotivo volver a vernos después de tanto tiempo, y darnos cuenta de lo mucho que nos lo perdimos. La reunión la comenzamos con la oración de Vida Ascendente, leemos el Evangelio del día y hacemos la reflexión. Luego tratamos el tema elegido para esa reunión. Naturalmente esto nos ha levantado el ánimo y nos sentimos sinceramente muy felices, creciendo en AMISTAD.

Más allá que todos sabemos que no hay actividad dentro de nuestros grupos, me haría muy feliz tener noticias de todos ustedes. Saber cómo se encuentran, si realizan alguna otra actividad, que experiencia les está dejando esta pandemia, en fin, todo lo que ustedes me quieran compartir.

Queridos amigos, ruego a Dios que podamos volver a vernos pronto, para encontrarnos y abrazarnos con la alegría de saber que somos hijos de Dios.

Susana,
Coordinadora de VAI SurAmerica

 

Cada Anciano es tu Abuelo: Acompañar a los mayores

En la memoria de santos Joaquín y Ana, los “abuelos” de Jesús, quisiera invitar a los jóvenes a realizar un gesto de ternura hacia los ancianos, sobre todo a los que están más solos, en las casas y en las residencias, los que desde hace muchos meses no ven a sus seres queridos.

¡Queridos jóvenes, cada uno de estos ancianos es vuestro abuelo! ¡No les dejéis solos! Usad la fantasía del amor, haced llamadas, videollamadas, enviad mensajes, escuchadles y, donde sea posible respetando las normas sanitarias, id a visitarlos. Enviadles un abrazo. Ellos son vuestras raíces.

Un árbol separado de las raíces no crece, no da flores ni frutos. Por esto es importante la unión y la conexión con vuestras raíces. “Lo que el árbol tiene de florido, vive de lo que tiene sepultado”, dice un poeta de mi patria. Por esto os invito a dar un aplauso grande a nuestros abuelos, ¡todos!

Papa Francisco, domingo 26/07/2020

A partir de esta petición del Papa, se ha puesto en marcha la campaña con el hashtag #sendyourhug  (¡pincha en la imagen!)

¡¡¡Que lo hagamos llegar a todos los rincones del mundo!!!

1