EIM 2022: ARRANCAMOS

Hace un año por estas fechas nos parecía que estaba muy lejano pero ya ha llegado.

En estos momentos vamos en el autocar, camino de Fátima, allí nos reuniremos venidos de toda la geografía nacional para ponernos bajo el manto protector de la Virgen María, poco importan las incomodidades, el tiempo que nos haga, calor o lluvia, nuestra meta es abrazar al Apóstol y dar gracias a Dios.

Gracias por todo lo que ha puesto en nuestra vida, lo que nos ha hecho reír y  también lo que nos ha causado llanto. Gracias por las personas que conocimos en el camino, los que aún están con nosotros y los que  se fueron yendo, unos a la casa del Padre y otros se perdieron por las curvas del camino.

Atras quedan los tropiezos, la incompresión de los tuyos, el desánimo, las ganas de tirar la toalla…..

Van a ser días de divertirnos, de cantar con los hermanos, de oración, de alguna incomodidad, claro  eso siempre es posible, por eso hemos metido en la maleta lo mejor de nosotros, paciencia, sonrisas, caridad, ilusiones,  humildad, esperanza  y sobre todo alegría, lo demás lo pone El.

En Fátima estaremos un par de días y de allí rumbo a Santiago, al igual que los jóvenes en el mes de Agosto nosotros nos mostraremos, somos menos, unos 400, pero no por ello se nos va a dejar de oír.

También es el  momento de agradecer a todos aquellos que lo han hecho posible, que se han dejado horas de no dormir, viajes, llamadas de teléfono para coordinar….        ¡¡¡GRACIAS!!!

¡¡¡¡BUEN CAMINO , PEREGRINOS!!!!

UNA DE CINE: “EL GRITO SILENCIOSO: EL CASO ROE V. WADE”

El grito silencioso: El caso Roe v. Wade, basada en hechos reales, desvela los entresijos del caso que redefinió el aborto como un derecho en los Estados Unidos.

Una película de plena actualidad, porque la histórica sentencia de 1973 por la Corte Suprema de los Estados Unidos, que definió el aborto como un derecho protegido implícitamente en la Constitución, fue revocado el pasado 24 de junio.

Un filme que recorre también la trayectoria vital del Dr. Bernard Nathanson, desde su radical postura abortista hasta su conversión..

La película, dirigida por Nick Loeb y producida, entre otros, por Alveda King (sobrina de Martin Luther King), cuenta la verdad oculta tras el fallo de la Corte Suprema en 1973: datos falsificados, manipulaciones mediáticas, intereses económicos de Planned Parenthood…

En su primera semana en la cartelera española la película se estrenó en 56 salas de más de 30 provincias el viernes 23 de septiembre.

La cinta tuvo un recorrido difícil en Estados Unidos, a causa de la fuerte oposición y las duras críticas recibidas por parte de ciertos sectores declaradamente proabortistas.

La controversia se ha agudizado después de que el pasado 24 de junio de este año el Tribunal Supremo de los Estados Unidos revocara la sentencia del caso Roe contra Wade, el pleito judicial que desembocó en la legalización del aborto en todas las regiones de los Estados Unidos.

Cathy Allyn, co-directora de la película junto a Nick Loeb, cuenta algunos detalles de la investigación que llevaron a cabo para producir esta película: “Al recabar información para realizarla, Nick Loeb y yo nos quedamos boquiabiertos ante las conspiraciones, el dinero en juego, la manipulación de los medios de comunicación y las fuerzas de poder que realmente estaban detrás de esta histórica decisión.

Como se hace también hoy, se vendió una historia a los medios de comunicación para influir en el pueblo estadounidense. Se publicaron artículos en el New York Times con investigaciones falsas, se compraron y pagaron líneas argumentales en programas de televisión y películas de éxito, y los hechos y las estadísticas fueron simplemente inventados.»

“El objetivo es animar a todos a que busquen la verdad. Eso es todo. Y esta película va a ayudar mucho”, expresa el actor Jon Voight.

Aquí puedes ver el video en el que Voight habla sobre El Grito Silencioso, el caso Roe v. Wade

https://youtu.be/zJGTBLGCYPE.

Leído en Exaudi

UNA DE CIENCIA: LAS LAGRIMAS DICEN MUCHO DE TU SALUD

Las lágrimas pueden decir más de tu salud de lo que piensas. Y es que la cavidad ocular está en contacto con el sistema «vascular, nervioso y glandular», lo que la hace depositaria de mucha información relevante sobre el funcionamiento del organismo.

Según un artículo publicado en The Conversation de la catedrática de Biología Celular (UPV/EHU) Elena Vecino el análisis de este líquido podría ayudar a diagnosticar patologías a modo de biomarcador.

«Recientemente se han publicado varios artículos sobre la posibilidad de predicción o diagnóstico precoz de enfermedades analizando el fluido que segregan los ojos. Así, nuestro grupo de investigación acaba de publicar un artículo donde hemos detectado varias moléculas candidatas a ser biomarcadores de párkinson. La esperanza es explorar otras que nos permitan identificar precozmente más dolencias neurodegenerativas, como el alzhéimer», explica en su artículo Vecino.

Asimismo, añade la científica, el análisis de las lágrimas podría ayudar a detectar una enfermedad coronaria arterial, «junto con otros marcadores típicos de los trastornos cardiovasculares y la combinación de parámetros como la edad, el sexo o el grosor de la conjuntiva».

«Y en el apartado oncológico», prosigue, «varias publicaciones recientes indican la posibilidad de analizar las lágrimas para diagnosticar el cáncer de mama».

Finalmente, la experta sugiere que se investigue más en este campo para lograr que se puedan realizar pruebas que identifiquen enfermedades que sean menos invasivas, como el análisis de las lágrimas. «Aún necesitamos más investigación», concluye.

Visto en 65 y mas

Centenares de personas se plantan contra el modelo de residencias: “Basta de negocios con nuestros mayores”

La pandemia de coronavirus sigue cediendo y en algunos casos es ya un simple recuerdo. Es difícil, sin embargo, olvidar lo ocurrido en las residencias en 2020. Allí fallecieron 20.000 personas según los registros oficiales –aunque las organizaciones estiman que fueron 30.000– durante los peores meses de la crisis sanitaria.

Algunas decisiones políticas y las paupérrimas condiciones fueron terminales para muchos residentes. Las asociaciones que agrupan a los familiares y a los usuarios han decidido movilizarse, esgrimir un “¡basta ya!” a esas condiciones y pedir un nuevo modelo asistencial basado en la protección pública y en el aumento del personal de cuidados.

Cientos de personas cruzaron  la Gran Vía, epicentro del capital en la ciudad, con un mensaje rotundo contra la privatización de los centros de mayores y dependientes. “A su robar, hoy llaman privatizar”. “Dignidad y respeto”. “Derechos humanos al anciano”. “Sin enfermeras no hay cuidados”.

Son las consignas impresas en las pancartas que desfilaban por la céntrica calle madrileña, a la que han llegado personas de todas partes de España, vinculadas a diferentes colectivos de familiares de residentes y usuarios de estos centros.

La manifestación partió  desde la Plaza de España y alcanzó  la Plaza del Callao, donde la periodista Rosa María Artal leyó  un manifiesto titulado ‘Basta Ya’, con un compendio de las medidas que reclaman a las comunidades autónomas, en las que están delegadas las competencias de dependencia.

“¡Por nuestros mayores!”, gritaba un grupo de personas pocas horas antes del comienzo de la marcha, al encontrarse con otros manifestantes en Plaza de España. Llevaban banderas andaluzas y carteles con las caras de sus familiares.

Una chica se emocionaba al ver llegar a tanta gente. “Son muchos sentimientos encontrados, son muchos años de pelear”, explicaba a este diario con los ojos empañados. Su nombre es Ester Pascual, que junto a otro grupo de familiares fundó la asociación ReCoVa en la Comunitat Valenciana. Lo hizo cuando internó a su madre en una residencia y se quedó espantada con las condiciones que vio. “¿Cómo puede ser que se acuesten sin cenar, que haya brotes de chinches, que no haya personal sanitario?”, se pregunta.

A los pocos meses de ingresar, su madre perdió 30 kg, relata: “Te dicen: se mueren porque son mayores. No, perdona, se morirán cuando toquen, pero tú no puedes acelerar ese proceso. A mi madre no le tocaba morirse”. Su madre falleció el año pasado, después de pasar por dos residencias y la pandemia. “¿Cómo le damos la vuelta a este modelo?”, cuestiona.

A su lado sujeta una pancarta Francisco Muñoz, que tiene 74 años y en Navidad tuvo que operarse del corazón. Aún así ha viajado desde Elche para protestar por la situación que él mismo vive en La Saleta, la residencia en la que lleva más de una década. “Nos han tenido abandonados y olvidados. Cuando vino la pandemia hubo tal caos que nos contagiamos todos. No han sabido manejar la situación. Falleció bastante gente. Mucho abandono”, cuenta.

La pandemia sacó a la luz las costuras de una gestión que ya antes era mala y que a pesar de los embates de la crisis sanitaria nadie ha decidido resolver. Hoy Francisco tiene que ayudar al escaso personal de enfermería a llevar la cuenta de las medicinas del resto de pacientes. “Es una lucha diaria. Las enfermeras más veteranas se han marchado. Entra gente nueva que está saturada porque no hay gente. Hay enfermeras que se van a la semana porque están desbordadas”, explica. Luego, enumera: persianas rotas, timbres que no funcionan y muchos radiadores que llevan estropeados meses y que ahora que se acerca el otoño nadie ha decidido arreglar todavía.

La movilización ha sido convocada por La Plataforma Estatal de Organizaciones de Familiares y Usuarias de Residencias para Mayores y para Personas Discapacitadas, una entidad que agrupa a las principales asociaciones de este sector, como la Coordinadora 5+1, Rede o Pladigmare.

En una carta dirigida a la ciudadanía, publicada hace pocos días, los organizadores pedían una gran manifestación para denunciar la situación que se vive a diario en las residencias y para pedir a las comunidades autónomas “un cambio de actitud y de talante” para acometer un cambio normativo que regule el funcionamiento de estos centros.

En esa misiva, la plataforma enumeraba las principales deficiencias del sistema de residencias actual, que coincide con las descripciones de Ester o de Francisco: “La inexistencia de personal suficiente, y cualificado, para atender las múltiples necesidades de los resi­dentes; la deficiencia de la atención médica; la práctica abusiva de sujeciones físicas y químicas; el funcionamiento ausente de los servicios de inspección; las continuas violaciones de las normativas por parte de las empresas operadoras; la alimentación escasa y pobre en valores nutricionales; la ausencia de la iniciativa pública en beneficio de una consolidada red de empresas privadas usureras; unos servicios asistenciales y de cuidados paupérrimos o abandonados, etc”.

Todo ello, denuncian en la carta “es el inaceptable reflejo del modelo hoy vigente de residencias”. Precisamente esa semana, en un pleno del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, Mariano Turégano, de 82 años, relataba las condiciones en las que se encuentran él y sus compañeros en la residencia de Moscatelares, en San Sebastián de los Reyes,  “En nuestras habitaciones hemos pasado un verano de 40 grados porque la Comunidad de Madrid mira para otro lado cuando se trata de ver por la salud y el bienestar de sus ciudadanos. Algunas de nuestras compañeras y compañeros han sido hospitalizados este verano con altos niveles de deshidratación que agravan o desencadenan otras patologías”, explicaba emocionado.

Paulino Campos, uno de los portavoces de La Plataforma y presidente de REDE en Galicia, afirma en declaraciones a este diario que el de Mariano no es un caso singular. “Marianos hay todos los días. El asunto es cómo permitimos como sociedad que se dé esta situación”, se pregunta. “¿Por qué estamos torturando a las personas mayores y a los familiares también? No es aceptable, por eso convocamos la manifestación”, argumenta.

Irene Velázquez, que marcha junto a varios familiares en la manifestación, ha viajado hasta Madrid desde Alcalá de Guadaira, donde tiene a su madre ingresada. Las condiciones de la residencia, gestionada por la empresa Domus VI, tienen unas carencias que, dice, “no se pueden permitir”. “La alimentación es mala, hay fallos en la medicación, falta personal…”, resume.

Esa falta de personal –no hay enfermería por las tardes, noches o fines de semana– provoca situaciones como la que se vivió hace poco: a una residente se le soltó la sonda de la alimentación, un problema que se habría resuelto rápidamente con una enfermera en el centro. El agujero de la vía se cerró y precisó una intervención quirúrgica en un hospital. “Ellos no detectan los problemas de salud, somos nosotros los que les hacemos test de covid o nos damos cuenta de que tienen una infección de orina”, protesta.

Hace poco, a su madre le cambiaron la alimentación por el deterioro de su estado a un menú de triturados, pero el centro no avisó a la familia. “No me parece que cosas tan importantes en la vida de una persona no se hagan con la suficiente delicadeza y humanidad que precisan”, comenta. Por ello, han presentado una demanda contra el centro ante la Justicia y se han asociado con otras familias en la misma situación para valorar acciones conjuntas, porque se han dado cuenta, dice, que hay problemas que son estructurales y precisan una respuesta organizada.

El pasado 28 de junio, el Ministerio de Sanidad y los consejeros de dependencia de las comunidades autónomas llegaron a un acuerdo sobre los criterios para garantizar la calidad de los centros y servicios de dependencia.

Ese documento establece un plazo de varios meses para que las comunidades aprueben sus nuevas normativas para regular el funcionamiento de los centros.

La Plataforma cree que este es un momento esencial para exigir a los diferentes gobiernos regionales “un cambio de actitud para encarar el debate público sobre el marco normativo y el modelo” de residencias y, en general, de la dependencia.

Las asociaciones agrupadas en torno a la plataforma creen que el acuerdo alcanzado este verano se queda corto, no garantiza el cambio de modelo y no asegura “cuidados dignos y de calidad”. “No han tomado en consideración gran parte de las exigencias prioritarias de los familiares y las usuarias”, lamenta la carta enviada a la ciudadanía.

Por ejemplo, el Acuerdo establece un coeficiente mínimo de 43 cuidadores por cada 100 usuarios, mientras que la petición de la plataforma era elevar ese ratio hasta un trabajador por cada cuatro residentes en los turnos de mañana y de tarde y de 1 a 10 en los de noche.  que serían 60 cuidadores . “La cifra aprobada en el acuerdo perpetúa uno de los grandes dramas que arrastran las residencias: la flagrante falta de personal”, lamentan. Tampoco se tiene en cuenta, añaden, el suficiente refuerzo del personal de inspectores ni se establecen órganos de representación con la participación de familiares.

Otro de los principales puntos que las asociaciones pedían y que no se han tenido en cuenta es la creación de residencias públicas para, argumentan, “combatir adecuadamente la obscena privatización del sector de los cuidados a personas mayores y con discapacidad”. “Lo público está ausente y eso explica parte de lo que está sucediendo. Si desaparece la administración pública, no tenemos la posibilidad de escrutar desde el servicio público y la ciudadanía lo que está sucediendo. Has dejado una tierra ancha para que entren estos malvados, que solo les interesa ganar dinero”, sostiene Campos.

Por último, las organizaciones lamentan que no se haya reflejado en ese acuerdo un compromiso para acabar con las macroresidencias “ni el espíritu de hacinamiento que transmiten”. “Se seguirán permitiendo construcciones de edificios de 120 plazas, cuando hemos propuesto que la cantidad no sobrepase las 60 camas por centro”, apuntan, al tiempo que rechazan que no haya una exigencia sobre el número de camas individuales mínimas que deben existir.

Campos explica que una de las iniciativas que han impulsado de cara a esta movilización es la recogida de más de 200.000 firmas que van a presentar ante el Congreso de los Diputados, un gesto simbólico, puesto que las competencias de dependencia están transferidas a las comunidades autónomas, pero que esperan sirva de llamada de atención para todos los parlamentarios. Las firmas son en realidad una donación de las recogidas en la plataforma Change.org por el periodista Manuel Rico y el profesor Fernando Flores para pedir a la Fiscalía General del Estado una investigación sobre lo sucedido en las residencias durante la pandemia y al Congreso la creación de una comisión de la verdad para el mismo fin. A las rúbricas recogidas en esa plataforma se suman las coleccionadas por Amnistía Internacional, que también realizó una campaña en este sentido y también ha decidido donarlas para la causa.

“El Congreso de los Diputados tendría que haber investigado y analizado lo que pasó en las residencias. Nosotros queremos pedir con estas firmas que se analice, que se investigue lo que ha ocurrido, que todavía está sin investigar y se va a cerrar en falso”, explica Campos, que pone en valor una investigación de este tipo no solo por razones de verdad, reparación y justicia, sino porque puede ser una herramienta positiva para preparar mejor una siguiente pandemia. “Por ejemplo, para saber qué porcentaje de habitaciones individuales es necesario. Es de cajón que el mayor número de muertes fue en las residencias, que fue peor en las macroresidencias y en las que más habitaciones dobles tenían. Es de cajón pero hay que demostrarlo con datos empíricos”, sostiene.

De momento, la manifestación  servirá, esperan, como una llamada de atención tanto a los políticos como a la sociedad a la que han interpelado desde el centro de la calle: “No nos mires, únete”. La concentración terminó  en la Plaza del Callao con la lectura del manifiesto y entre canciones de Joan Manuel Serrat y el Blues de la Tercera Edad, de Miguel Ríos: “En el cristal ve su reflejo; su belleza es la dignidad; repite el mantra de un consejo; Ana, no te rindas jamás”.

Visto en El diario.es

EL SANTO DE LA SEMANA: SAN LORENZO RUIZ Y COMPAÑEROS MARTIRES

Santos Lorenzo de Manila Ruiz y quince compañeros mártires, tanto presbíteros como religiosos y seglares, sembradores de la fe cristiana en Filipinas, Formosa y otras islas japonesas, a causa de lo cual, por decreto del supremo jefe del Japón, Tokugawa Yemitsu, en distintos días consumaron en Nagasaki su martirio por amor a Cristo, pero celebrados en única conmemoración (1633-1637)

Integran el grupo:  Domingo Ibáñez de Erquicia, Jacobo Kyuhei Gorobioye Tomonaga, Antonio González, Miguel de Aozaraza, Guillermo Courtet, Vicente Shiwozuka, Lucas Alfonso Gorda, Jordán (Jacinto) Ansalone y Tomás Hioji Rokuzayemon Nishi, presbíteros de la Orden dominicana; Francisco Shoyemon, Miguel Kurobioye y Mateo Kohioye, religiosos de la misma Orden; Magdalena de Nagasaki, virgen de la Tercera Orden de San Agustín; Marina de Omura, virgen de la Tercera Orden dominicana; Lázaro de Kyoto, seglar.

Fecha de beatificación: El Papa Juan Pablo II beatificó a este grupo de mártires el 18 de febrero de 1981. en Manila (Filipinas)

Fecha de canonización: 18 de octubre de 1987, por S.S. Juan Pablo II

1633, (agosto y octubre)

DOMINGO IBÁÑEZ DE ERQUICIA, español, sacerdote dominico. Nace en Régil (San Sebastián), hijo de la Provincia de España hasta su afiliación a la Provincia del Rosario. En Manila enseña en el Colegio de Santo Tomás y predica el Evangelio en diferentes lugares de Filipinas. Pasa a Japón en 1623, donde trabaja clandestinamente. Denunciado por un cristiano apóstata, es encarcelado y ajusticiado. Desempeñó un importante papel, como Vicario provincial de la misión. Se conserva una parte de su epistolario. Edad, 44 años.

FRANCISCO SHOYEMON, japonés, cooperador dominico. Compañero de apostolado del P. Ibáñez de Erquicia. Arrestado en 1633, toma el hábito dominicano en la cárcel. Es ajusticiado junto a su padre espiritual.

SANTIAGO KYUSHEI TOMONAGA DE SANTA MARÍA, japonés, sacerdote dominico. De familia noble cristiana de Kyudetsu, estudia con los jesuitas en Nagasaki. Es expulsado del Japón en 1614 cuando era catequista. En Manila se ordena sacerdote, misionero en Taiwan, regresa a su patria en 1632, con la finalidad de ayudar a sus hermanos cristianos. Es arrestado y torturado, muriendo por «ser religioso y haber propagado la fe evangélica». Es el más anciano del grupo: 51 años.

MIGUEL KUROBIOYE, japonés, catequista laico. Compañero de apostolado del P. de Santa María, OP, es encarcelado y torturado, revelando el escondite del P. de Santa María. Arrepentido, va con él al martirio, confesando su fe.

LUCAS ALONSO DEI. ESPÍRITU SANTO, español, sacerdote dominico. Nace en Carracedo (Astorga), dominico de la Provincia de España, se pasa a la Provincia del Rosario en 1617. Profesor en el Colegio de Santo Tomás de Manila, misionero en Cagayan, en 1623 va al Japón donde trabaja con gran coraje y riesgo de su vida durante diez años. Arrestado en Osaka en 1633, fue torturado y martirizado en Nagasaki. Edad, 39 años.

MATEO KOHIOYE DEL ROSARIO, japonés, natural de Arima. Catequista y ayudante del B. Lucas Alonso, se hace novicio de la Orden. Arrestado en Osaka en 1633, rechaza toda propuesta de dinero y soporta horribles torturas, permaneciendo fiel a Cristo, hasta la muerte. Tenía 18 años.

1634, (octubre-noviembre)

MAGDALENA DE NAGASAKI, japonesa, terciaria agustina y dominica. Hija de cristianos martirizados, se consagra a Dios y es guiada espiritualmente por los agustinos recoletos y después por el dominico Ansalone. Después del arresto del P. Ansalone, Magdalena se presenta a la guardia proclamándose cristiana. Torturada en forma cruel, inamovible en su fe, es colgada del patíbulo donde permaneció viva durante trece días.

MARINA DE OMURA, japonesa. En 1626 ingresa en la Tercera Orden Dominicana, siendo de gran ayuda para los misioneros. Arrestada en 1634, es sometida a vergonzosas humillaciones y finalmente conducida a la hoguera, dando un sublime ejemplo de «mujer fuerte».

JACINTO JORDÁN ANSALONE, italiano, sacerdote dominico. Nativo de S. Stefano Quisquina (Agrigento), habiendo profesado en la Provincia de Sicilia, pasa a la Provincia del Santo Rosario. En Filipinas desarrolla su apostolado entre los pobres y enfermos. En el año 1632 va al Japón, donde trabaja por dos años. Arrestado en el 1634, soporta con firmeza las torturas, y es colgado del patíbulo. Edad, 36 años.

TOMÁS HIOJI NISHI DE SAN JACINTO, japonés, sacerdote dominico. Hijo de cristianos martirizados de Hirado, y discípulo de los jesuitas de Nagasaki. Expulsado de su país por la persecución, emigra a Manila en el año 1614. Estudiante en el Colegio de Santo Tomás, se traslada a las misiones de Taiwan, regresando posteriormente a su patria en plena persecución religiosa. Entre grandes peligros trabaja durante cinco años. Arrestado, es torturado y condenado a muerte. Edad, 44 años.

1637, (septiembre)

En el año 1636 los dominicos de Manila organizaron una expedición de voluntarios a fin de ayudar a los cristianos del Japón. Cuando llegaron a la isla de Okinawa fueron arrestados y permanecieron en la cárcel más de un año antes de ser trasladados y condenados a muerte por el tribunal de Nagasaki. Ellos son:

ANTONIO GONZÁLEZ, español, sacerdote dominico. Natural de León, se hace dominico en la Provincia de España y después se pasa a la Provincia del Rosario, trasladándose a Manila en 1631, en donde será profesor y rector del Colegio de Santo Tomás, siendo un hombre de mucha oración y penitencia. En 1636 guía un grupo de misioneros al Japón, donde es rápidamente arrestado y muere en la cárcel después de un año, extenuado por los tormentos. Edad, 45 años.

GUILLERMO COURTET o TOMAS DE S. DOMINGO, francés, sacerdote dominico. Nacido en Sérignan (Montpellier), de familia noble, ingresa como dominico en la Congregación reformada de San Luis, pasa a la Provincia del Rosario y se traslada a Filipinas, en 1634, en donde es profesor del Colegio de Santo Tomás. En Japón murió entre torturas elevando alabanzas a la Virgen del Rosario y recitando salmos. Edad, 47 años.

MIGUEL DE AOZARAZA, español, sacerdote dominico. Natural de Oñate (Guipúzcoa), ingresa como dominico en la provincia de España y posteriormente se pasa a la Provincia del Rosario. En Filipinas trabaja en la Misión de Bataan (Luzón). Refutó apostatar de su fe y aceptó con alegría tremendos suplicios. Edad, 39 años.

VICENTE SCHIWOZUKA DE LA CRUZ, japonés, sacerdote dominico. De familia cristiana, discípulo de los jesuitas de Nagasaki, catequista. En 1614 es expulsado del Japón por ser cristiano. En Manila se ordena de sacerdote y desarrolla su apostolado entre los exilados japoneses. Antes de regresar a su patria con el P. González, toma el hábito dominicano en 1636. Después de un año de cárcel y torturado cede a la apostasía, pero rápidamente se arrepiente y sale con los demás compañeros camino del patíbulo, profesando su fe.

LÁZARO DE KYOTO, japonés, laico. Atacado por la lepra, es deportado con otros leprosos cristianos en Filipinas. En 1636 se une como guía e intérprete del grupo del P. González; no resistiendo las torturas, reniega por pocas horas de la fe, pero arrepentido muere por Cristo junto a los demás.

LORENZO Ruiz, filipino, laico. Nacido en Binondo (Manila) de padre chino y madre filipina. Educado por los dominicos y ayudante de ellos, se hace miembro de la Confraternidad del Rosario. Se casa y es padre de tres hijos. Implicado en un oscuro hecho de sangre, se unió al grupo del P. González para salvarse. En Japón fue arrestado y se declaró dispuesto a dar mil veces la vida por Cristo. Es el Protomártir de Filipinas.

El milagro propuesto para la Canonización

Ocurrió en Manila el año 1983 por la invocación al grupo en favor de Cecilia Alegría Policarpio, niña de dos años, curada de forma completa y definitiva de una parálisis cerebral anatómica y funcional, sin ninguna terapia eficaz. El milagro ha sido reconocido por Juan Pablo II el 1 de junio de 1987.

Las razones de los perseguidores

«Los seguidores de Cristo, llegados imprevistamente en Japón, no solamente vienen trayendo mercancía en sus naves, sino también, sin permiso alguno, han extendido y propagado su malvada ley, destruyendo aquella buena y legítima y conspirando para derrocar el poder en nuestro país.

Esto es el inicio de una gran calamidad, que con todo medio es necesario evitar. El Japón es un país sintoísta y budista, que venera a los Dioses, honra a Buda y tiene en gran estima el camino de la benevolencia (confucionismo).

Los seguidores de los Padres (los cristianos) han desobedecido todos a las órdenes dadas por gobierno, despreciando la religión … y destruyendo el bien. Viendo aquellos que deben ser ajusticiados (los mártires) se alegran y corren detrás de ellos, espontáneamente, los adoran y los saludan. Tal es el supremo ideal de esta religión. Si no se la prohibe inmediatamente, vendrán calamidades sin fin sobre el Estado. Que estos cristianos sean exterminados sin demora en todas las regiones del Japón, de forma que no tengan lugar donde poner sus pies o sus manos. Si alguno se atreviera a contravenir esta orden, sea castigado con la muerte». (Tomado del edicto de 1614, cuya doctrina es retomada substancialmente en los de 1633 y 1636).

Reproducido con autorización de Vatican.va

¿POR QUÉ DISMINUYE LA SED EN LA VEJEZ?

La necesidad de beber agua y reponer líquidos es exactamente igual en todos los periodos de la vida. Sin embargo, es cierto que, con la edad, se pierde la percepción de sed.

Sencillamente, dejamos de tener de sed. Es por eso que las personas mayores son uno de los colectivos más vulnerables de sufrir deshidratación, no solo en verano.

Cuando somos jóvenes, el organismo ‘nos avisa’ cuando estamos perdiendo líquidos a través de la sensación de sed. El sistema de regulación de la temperatura corporal y del equilibrio hidro-electrolítico encargado de detectar la pérdida y el exceso de líquidos o sales minerales, envía un mensaje al cerebro, y éste, al resto del organismo a través de esa ‘sensación de sed’.

Pero con la edad, ese sistema se ve alterado, se ralentiza y no cumple bien su función. Las personas mayores tardan mucho más tiempo en recibir esa señal y por tanto en ‘sentir sed’. En ocasiones, sencillamente, dejan de sentir la necesidad de beber, aun cuando el proceso de deshidratación ha comenzado.

Este es un problema que, según la Fundación Edad&Vida, también se produce por las dificultades de movilidad o por la presencia de otras enfermedades que pueden hacer que las personas mayores ingieran menos líquido de lo necesario. Además, “los organismos de las personas mayores tienden a perder una proporción de líquido mayor que el resto”. En general un sénior de entre 60 a 80 años tiene un 10% menos de agua sobre el total del peso corporal en comparación con una persona de 30 años.

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la European Food Safety Authority (EFSA) establecen entre dos litros y dos litros y medio, la ingesta de agua y líquidos que deberíamos tomar al día para mantener un nivel de hidratación adecuado.

Dos litros de agua son 8 vasos de agua aproximadamente. Con esta sencilla comparación, es fácil que cada uno analicemos si bebemos lo suficiente al cabo del día. El 77% de los mayores reconoce que no bebe la cantidad de líquidos que debiera, según datos de la Fundación Edad y Vida.

Es por ello que la comunidad médica recomienda beber sin esperar a tener sed, a lo largo de todo el día. Agua, pero también infusiones, leche, caldos, zumos, etc.

Tal y como sugiere la ‘Guía de buenas prácticas clínicas en Geriatría: alimentación, nutrición e hidratación en adultos y mayores’, de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), es «muy recomendable» comenzar el día con un vaso de agua de 200 mililitros para facilitar la motilidad intestinal; aumentar la ingesta de líquidos en ambientes calurosos y antes, durante y después de actividad física, además de elegir las bebidas en función del nivel de actividad física, temperatura ambiental, necesidades fisiológicas y estilo de vida.

El 80% del agua recomendada para un día, debe de proceder de las bebidas, incluida el agua, y un 20% de los alimentos. También es importante controlar el aporte de azúcar añadido, apostando por las variedades de bajo contenido en azúcar o sin azúcar, y aumentar el consumo de ciertos alimentos con alto contenido en agua como frutas y verduras (melón, sandía, naranja, pomelo, uva, zanahoria, pepino, etc.) que ayuden a mantener un adecuado nivel de hidratación.

Visto en 65 y mas

ANTONIO Y PILAR COMBATEN LA SOLEDAD SUBIÉNDOSE A UN ESCENARIO: «SI NO ESTARÍAMOS METIDOS EN LA CAMA»

Antonio y Pilar tienen 86 y 90 años respectivamente y forman parte del grupo de teatro de Caídos del cielo, un ONG que se dedica a combatir el aislamiento social a través de diferentes talleres.

La organización trabaja sobre todo con personas sin hogar, refugiados o víctimas de violencia de género, y esta temporada han decidido empezar a trabajar también con las personas que sufren soledad no deseada.

Andrea Ropero, periodista, ha tenido la oportunidad de hablar con los dos miembros más mayores de este taller, a los que el teatro les ayuda a no sentirse solos: «Para nosotros supone un día a la semana diferente al día a día de estar encerrados en casa, que solo salimos a la compra», explica Antonio.

Antonio estaba pasando por un momento complicado y cada vez le costaba más salir de casa: «Ahora estoy en un momento de caída, de bajón de moral, por la salud, la inclinación del cuerpo… vamos un día a fisioterapia y otro al psicólogo, estoy en la decadencia», explica.

Los mayores encuentran en el escenario un «ambiente grato», algo que no siempre tienen en sus casas, y por eso cuando actúan se sienten bien con ellos mismos: «El teatro es un espejo de la vida. Si alegras a los espectadores, y consigues que se olviden de sus problemas y preocupaciones, y además luego recibes sus aplausos, pues te congratula», asegura Antonio.

Para Pilar lo más importante de este taller es «el contacto con la gente», y la emoción que sienten cuando reciben los aplausos del público, «sobre todo los más fuertes que son los de los hijos», matiza Antonio.

Pilar y Antonio terminaban la entrevista agradeciendo a la periodista el espacio que les había dado para hablar de cómo el teatro les ha ayudado a afrontar sus problemas de otra manera.

Visto en 65 y mas

UNA DE CINE: FÁTIMA, EL ÚLTIMO MISTERIO

¿Ha marcado Fátima la historia del mundo? Extrañas coincidencias parecen indicar que las misteriosas apariciones de Fátima han influido en el rumbo de la historia de estos 100 últimos años…

¿Qué tuvo que ver Fátima con la revolución comunista y las dos guerras mundiales? ¿Por qué no murió asesinado Juan Pablo II? ¿Por qué no se produjo una nueva guerra nuclear? ¿Tiene Fátima alguna relación con la caída del comunismo y del muro de Berlín? ¿Y con el Islam?

Esta película documental fue realizada con motivo del centenario de las apariciones de Fátima, y entrelaza de forma novedosa una historia de ficción, con recreaciones de las apariciones y una parte documental, combinando imágenes de archivo históricas con intervenciones de expertos internacionales.

¿Podría el mensaje de Fátima darnos claves sobre nuestro futuro? Este es uno de los grandes interrogantes que trata de desvelar este film de Goya Producciones, revelando sucesos ignorados y ofreciendo una visión global apasionante.

En la parte de ficción del film, se nos presenta la historia de Mónica, una montadora de cine en busca de trabajo. Mónica recibe a través de una amiga el contacto de Víctor, un productor que quiere editar un documental sobre las apariciones de Fátima. Aunque reticente por su agnosticismo, acepta por necesidad económica. Mientras monta las imágenes desfilarán ante sus ojos sucesos extraordinarios que la inquietan. Al final, de modo súbito, su vida quedará marcada para siempre.

PREOCUPACION ANTE EL AUMENTO DE LAS ESTAFAS A TRAVES DE LLAMADAS TELEFONICAS

La Jefatura Superior de Policía Nacional en Aragón ha avisado de un repunte de estafas a través de SMS o llamadas telefónicas, conocidas como ‘smishing’ y ‘vishing’.

El ‘smishing’ es una técnica que consiste en el envío de un SMS por parte de un ciberdelincuente a un usuario simulando ser una entidad legítima –red social, banco, institución pública, entre otras– con el objetivo de robarle información privada o realizarle un cargo económico. Generalmente el mensaje invita a llamar a un número de tarificación especial o acceder a un enlace de una web falsa bajo un pretexto.

Mientras que el ‘vishing’ es un tipo de estafa de ingeniería social por teléfono en la que, a través de una llamada, se suplanta la identidad de una empresa, organización o persona de confianza, con el fin de obtener información personal y sensible de la víctima.

En las últimas semanas se han detectado dos modalidades de ‘modus operandi’.

Entidad Bancaria

El primer tipo consiste en que el cliente recibe un SMS supuestamente enviado por su entidad bancaria o una empresa de paquetería, comunicándole que se están produciendo movimientos extraños en su cuenta bancaria o que han intentado acceder a su cuenta, han informado en una nota de prensa desde la Policía Nacional.

En algunos casos, en dicho correo les remiten a un enlace que supuestamente redirige a la página web del banco, para proceder a modificar las claves de acceso, y minutos más tarde recibe una llamada telefónica, haciéndose pasar por su entidad bancaria en la que le piden las claves de acceso a su banca ‘on line’, para proceder a cancelar sus tarjetas bancarias.

Posteriormente, el cliente accede a la página web del banco desde su navegador, apareciéndole un cuadro emergente en el que le vuelven a pedir las claves de acceso a la banca ‘on line’. De forma simultánea reciben un SMS con claves que debe introducir, tratándose e realidad de la clave de confirmación de una operación fraudulenta.

Así mediante la obtención de estos datos sensibles, se hacen con el control de sus cuentas bancarias y se apoderan de importantes cantidades de dinero, realizando frecuentemente transferencias bancarias.

Empresa de paquetería

Otra de las modalidades consiste en la suplantación a una empresa de paquetería. Concretamente, el ciberataque se realiza a través de un mensaje de texto corto, un SMS, que la víctima recibe en su dispositivo, siendo la solicitud de un pago o completar la dirección de entrega para recibir un paquete los temas más utilizados.

Este mensaje incluye un enlace para instalar una aplicación apk con apariencia de ser la oficial de la entidad.

Una vez que la víctima acepta la descarga, además de la mencionada apk simulada se instalará, de manera subrepticia, un software de acceso remoto que, en primera instancia, solicitará los permisos para recibir, leer y modificar SMS.

Medidas de seguridad

Desde la Policía Nacional han recomendado tomar las siguientes medidas para evitar este tipo de estafas. En primer lugar, nunca acceder desde enlaces recibidos en correos o SMS, ya que suelen suplantar y simular la página oficial, y acceder siempre escribiendo en el propio navegador la dirección bancaria o la empresa de paquetería.

Asimismo, han recomendado nunca instalar aplicaciones en el móvil recibidas por SMS y actualizar el sistema operativo y los programas, además de tener un antivirus actualizado, un cortafuegos y un antiespía.

Además, de ponerse en contacto telefónico con la entidad bancaria o empresa en el teléfono oficial, no desde el número desde el que se ha recibido la llamada.

Ninguna entidad bancaria pedirá nunca a su clientes datos sensibles como claves o contraseñas ) por teléfono, correo electrónico, SMS, ni por cualquier otro medio, han subrayado desde la Policía Nacional.

Visto en 65 y mas

LOS SENIOR PONEN DEBERES A LAS EMPRESAS, SEGUROS PARA CAIDAS, MASCOTAS o TELEMEDICINA

La población sénior española tiene un poderío económico y social cada día más relevante, hasta el punto de constituir un grupo que marcará las tendencias en los próximos años de esta década. De hecho, en la actualidad, las personas con edades entre los 55 y 75 años han comenzado a poner deberes a las empresas en sectores tan diversos como alimentación, salud, finanzas, seguros, tecnología, moda, movilidad, vivienda, cultura, ocio y viajes.

A modo de ejemplo, exigen a las compañías que desarrollen nuevos productos de seguros acordes con necesidades como caídas o dependencia; transformar el formato y tamaño de envases para adaptarse a los hogares unipersonales; etiquetar los productos adecuándose a los sénior; facilitar servicios para empleados con padres mayores; promover el diseño de la ropa de forma más acorde con la evolución del cuerpo; ofrecer fórmulas de vivienda tutelada, coliving o cohousing, así como mejorar la accesibilidad física y cognitiva a los espacios culturales, sin olvidar soluciones de teleasistencia y telemedicina.

Estos son solo algunos de los retos que las personas mayores plantean a la sociedad española, tal como pone de relieve la segunda edición del Informe de tendencias ‘Los sénior en España’, elaborado por Silver Economy Group (SEG). Una investigación que analiza el perfil vital de los sénior: de qué manera viven, qué consumen, cómo sienten, y también qué deberes les ponen a las empresas e instituciones.

El informe se centra principalmente en el grupo sénior más joven, entre los 55 y 75 años. Hay que recordar que, en España, los mayores de 55 años suman 15,7 millones de personas, y suponen el 33% de la población, pero pasarán a ser el 36% en 2025 y prácticamente el 40% en 2030.

Para José de Juan Saboya, director general de SEG, “sin lugar a dudas, los datos del informe son contundentes y hablan por sí solos. Prepararse, planificar y actuar ya, acorde con las tendencias que manifiestan los sénior, es fundamental para poder responder adecuadamente». En efecto, el estudio evidencia la necesidad de romper estereotipos, combatir el edadismo y «afrontar la edad con otra mirada para cambiar la imagen que se ha construido sobre los segundos 50 años de la vida», remarca.

Los desafíos en salud y seguros

El colectivo sénior en España es muy diverso, dependiendo no solo de la franja de edad, sino del lugar de residencia, estatus económico y estado de salud. Sin embargo, una demanda unánime a las empresas es que desarrollen programas de prevención para clientes y pongan en el mercado productos y servicios sencillos y adaptados.  Es decir, demandan productos y servicios de salud y movilidad “tutelados”, con aplicaciones específicas para el colectivo con el foco en la usabilidad.

Algunas demandas recurrentes son estas:

    Disponer de servicios con atención personalizada y acompañamiento telefónico.

    Investigación específica de la longevidad, considerando rasgos específicos por sexo.

    Desarrollo de planes salud ad-hoc: hombres-mujeres.

    Adaptación de productos financieros y seguros; pólizas de seguro acordes con sus necesidades, que les protejan frente a caídas, situaciones de dependencia, vehículos, etc.

    Seguros para mascotas.

    Adaptar el canal farmacia y parafarmacia.

    Telemedicina y autogestión, con control remoto accesible.

    Incorporar la monitorización en el hogar a la gestión integrada.

    Programas integrales de bienestar y, específicamente, con acento en evitar el deterioro cognitivo.

    Soluciones financieras para cambiar o reformar la vivienda.

Vivienda y tecnología como aliadas

En estrecha relación con la salud y el bienestar de los sénior, las alternativas en materia de vivienda son asimismo de lo más demandado; soluciones integrales para adaptar el domicilio y eliminar las barreras físicas. También plantean servicios específicos de atención en el hogar: fisioterapia, peluquería, veterinario o recogida de lavandería.

Los mayores reclaman que las empresas les proporcionen aplicaciones de sensores para facilitar la seguridad, así como soluciones domóticas. También programas para facilitar la compra online de artículos del hogar, ropa, accesorios, alimentación, etc.

Otra exigencia de los sénior es que se les facilite el poder cambiar su vivienda por una más pequeña o en entornos amigables. Y que se les ofrezcan nuevas fórmulas de vivienda tutelada, coliving, cohousing… En suma, poder disponer de productos y servicios para vivir más tiempo y más cómodos en su propio hogar.

Visto en 65 y mas