RELACIONAN LAS ENFERMEDADES DIGESTIVAS CON MAYOR SOLEDAD Y DEPRESIÓN EN MAYORES

Se asocian también con una peor autopercepción de salud

La soledad y los síntomas depresivos podrían estar más relacionados con las enfermedades digestivas de lo que hasta ahora se pensaba. Así lo ha demostrado un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Michigan (Estados Unidos), en el que han concluido que las personas mayores que padecen enfermedades digestivas sufren más soledad y depresión. Además, se asocian con una peor autopercepción de salud por parte del paciente.

La investigación, que se ha publicado en la revista Clinical Gastroenterology and Hepatology, indica que, actualmente, los enfoques para controlar las enfermedades digestivas en personas mayores «no tienen en cuenta los factores psicosociales que contribuyen a la salud de una persona».

Es por ello por lo que buscaron comparar la frecuencia de soledad, depresión y aislamiento social que sufre este grupo de población en función de si tiene o no una enfermedad digestiva. También su asociación con una mejor o peor salud.

Para ello, analizaron los datos del Estudio de salud y jubilación de 2008 a 2016, en el que participaron personas de 50 años o más y sus cónyuges. Al final del estudio, el 56% de los encuestados presentaron enfermedades digestivas, de los cuales, el 60,4% indicaron mayor soledad, el 12,7% admitieron tener depresión severa y el 8,9% reportaron aislamiento social.

Aquellas personas con una enfermedad digestiva también mostraron tener más probabilidades de autopercibirse una peor salud que aquellos que no la tenían. Del mismo modo, los pacientes con una enfermedad digestiva se asociaron con mayores probabilidades de tener una mala o regular salud en aquellos que reportaban soledad y depresión moderada y grave.

Ante esto, los investigadores concluyen que «los gastroenterólogos deben sentirse capacitados para detectar síntomas de depresión y soledad en los pacientes y establecer vías de atención para el tratamiento de salud mental».