Boletín Mensual Nº25 de Vida Ascendente Internacional

En esta cita mensual, les envío mis mejores deseos y los saludo muy afectuosamente.

Este mes de marzo nos enfrenta con un triste aniversario: hace un año la epidemia se extendió viralmente, alterando la vida económica y social, así como nuestra vida espiritual; aquí estamos, a finales de este año marcados por múltiples pruebas…    y seguimos firmes!

Como deseo de cumpleaños y para apoyar sus esperanzas, les ofrezco dos palabras.:

– la primera es resistencia: durante un año hemos estado mostrando resistencia para seguir haciendo frente, incluso si es con altibajos; los artículos de este boletín dan testimonio de las dificultades causadas por la pandemia, pero también destacan las iniciativas de quienes se atreven a adaptarse: lea la evaluación realizada por Monika Ptak, vea lo que el movimiento francés ha puesto en marcha para romper el aislamiento.

– la segunda es perseverancia que tomo prestada de las noticias; Perseverancia es el nombre de este robot que “amarzó” en Marte a finales de febrero después de un viaje de 7 meses en el espacio; durante estos meses, los ingenieros siguieron monitoreando la nave para asegurar el éxito de la expedición. Siguiendo su ejemplo, perseveremos, a pesar de las revueltas impuestas a nuestras vidas; perseveremos para superar las dificultades, aceptar restricciones y llegar al horizonte de un “después de la vida»; Sylviane Hancq nos presenta Vida Ascendente Belga de habla francesa; Jaime Tamarit recuerda el efecto beneficioso de la vacunación al que, por desgracia, muchos aún no pueden reclamar, aunque, en este sentido, algunos países ricos hayan mostrado solidaridad con los países pobres.

Que estas virtudes de resistencia y perseverancia sigan iluminando nuestra vida y apoyando nuestros compromisos; practicando estas virtudes seremos signos del Evangelio en esta crisis de salud para mostrar lo que es hermoso en el hombre: solidaridad, fraternidad, atención a los más frágiles.

Con estas virtudes, daremos un nuevo significado a nuestro camino de Cuaresma para vivir plenamente la Semana Santa que nos presenta el Padre Van de Putte.

Buena suerte y mucha atención.

La Presidenta
Monique Bodhuin


VIVIR UNA SEMANA SANTA

 El 28 de marzo comenzará la Semana Santa, esta Semana Grande, dicen nuestros hermanos ortodoxos, a los que echamos tanto de menos el año pasado o, al menos, que tuvimos que vivir de una manera totalmente nueva.

Ya en la época del Nuevo Testamento, es semanalmente que la Resurrección de Cristo se celebra el primer día de cada Semana, y ya no en el séptimo día evocando el “descanso” de Dios después de seis días de creación. Pero ya en el siglo II, la Iglesia sintió la necesidad de establecer la Pascua como el pináculo del año litúrgico y pronto toda una semana desarrolló los últimos días de la vida terrenal de Jesús. Incluso antes del Concilio Vaticano II, en 1955, el Papa Pío XII reorganizó esta semana y le dio su aspecto actual.

Comienza el Domingo de Ramos donde la historia de la Pasión ya desarrolla todos estos últimos días. Somos particularmente sensibles a estas ramas benditas que convertirán nuestras cruces, signos de muerte, en una fuente de vida. Con Jesús crucificado en un árbol produciendo un fruto notable, el tapiz de La Cuaresma de Haití, propuesto por Help and Fraternity, lo ilustra brillantemente.

La misa carismal celebrada por el obispo merece nuestra atención. Los óleos utilizados en diferentes sacramentos serán bendecidos y enviados a través de la diócesis: el aceite de los catecúmenos utilizados en el bautismo, especialmente durante los bautismos de jóvenes o adultos, cada vez más frecuentes, celebrados en varias etapas; el óleo de los enfermos, utilizado ya no en la “unción extrema” anunciando una muerte inminente, sino como signo de un Jesús atento que acompaña a los enfermos y ancianos; el santo óleo el fragante óleo de Cristo, marcando en el bautismo y la confirmación las etapas de iniciación cristiana.

En la celebración de la Última Cena (¡la cena!) el Jueves Santo, los textos litúrgicos se complementan magníficamente. Dejan a San Pablo, en su primera carta a los Corintios, el recordatorio de la institución de la Eucaristía, el texto más antiguo que la evoca, mientras san Juan informa del lavado de los pies, lo que significa la elección de Jesús del camino de servicio y nos invita a hacer lo mismo.

Además de las diversas formas del camino de la cruz que asocia a Jesús con todos estos justos injustamente condenados, la celebración del Viernes Santo desplegará la lectura de la Pasión, la larga oración universal, el modelo para nuestras oraciones de todos los domingos, la veneración de la cruz y la comunión con el pan consagrado el día anterior.

El silencio del Sábado Santo sumergirá a la Iglesia en oración con Cristo en la tumba y tan pronto como caiga la noche la maravillosa Vigilia Pascale nos reunirá, con sus signos y acontecimientos tan reveladores.  El fuego y la vela de Pascua nos introducirán en la iglesia que permaneció en la oscuridad. Los grandes textos del nuevo y antiguo Testamento nos recordarán el plan de amor de Dios por todos los pueblos. Culminarán con el grito “¡Aleluya! ¡Cristo ha resucitado!” Es generalmente durante esta celebración que cada vez más adultos de todos los ámbitos de la vida serán bautizados y confirmados, con la esperanza de la renovación de nuestras comunidades. Es con ellos que proclamaremos nuestra fe y que el agua recién bendita de rociado nos refrescará.

Al escribir estas líneas, nos queda esperar y desearnos mutuamente que el esfuerzo de todos y el progreso de nuestro conocimiento de un virus mortal harán posible celebrar plenamente y de acuerdo con las posibilidades de todos y cada uno, esta Gran Semana.

Padre José VANDE PUTTE
Asesor espiritual Vida Ascendente Bélgica


ECOS DE VAI EN ESTOS TIEMPOS PANDÉMICOS

En este tiempo de agobio, ¿cómo viven nuestros miembros de todo el mundo?

Nuestro boletín de hoy se hace eco de los testimonios que nos han llegado de Europa a Canadá, de Sudamérica a África y Mauricio.

Todos los responsables de los movimientos informan de las dificultades y el dolor que sienten muchos que viven aislados por falta de conexión y compartir: no más reuniones de equipo, peregrinaciones, recuerdos o retiradas durante muchos meses. La líder del movimiento rumano habla de sus miembros obligados a aislarse, que sienten silencio y miedo y hacen tantas preguntas sobre el futuro, ¿cuál será el futuro? Mauricio, por su parte, evoca la exclusión y la dolorosa sensación de ser marginado. Así, la presidenta informa con dificultades que sólo la diócesis les ofrece la asistencia a los pacientes al final de su vida. La coordinadora para América Latina (ella misma de Argentina) tiene pocas noticias de miembros de otros países porque sigue siendo el periodo vacacional en el hemisferio sur, pero de nuevo se han cancelado las grandes reuniones conjuntas sinónimos de alegría y compartir. Canadá con Marielle su líder, a diferencia de Madrid, que estaba cayendo bajo la nieve hace algún tiempo, disfruta de temperaturas relativamente suaves, pero está preocupada por todos los ancianos que han desaparecido a causa del virus. Victoria de Rumania también lamenta la desaparición de muchos sacerdotes e incluso de su obispo, que han sido arrastrados por la enfermedad.

Los ecos traídos, por supuesto, parecen bastante oscuros, pero, por otro lado, se debe saludar los tesoros de iniciativas y cadenas de solidaridad desplegados por los líderes de los países para mantenerse en contacto con sus miembros, para ir de una manera u otra a reunirse con aquellos que sufren de aislamiento, para escuchar su dolor, para cuidarlos tomando sus noticias por llamadas telefónicas frecuentes o desarrollando reuniones de equipos por audio o a través de Internet cuando es posible como se nos informa. Los nuevos medios tecnológicos permiten a muchos, a menudo con la ayuda de hijos o nietos, participar en liturgias, meditar en las cartas apostólicas del Papa Francisco, como “Fratelli tutti”, San José y más recientemente sobre los abuelos, adaptándolos a la “salsa” mauritana, como Marie-Noëlle, presidenta del movimiento en Mauricio, nos dice con humor.

Por ejemplo, un capellán diocesano de MCR de mi región de Normandía sugirió que los miembros del movimiento navegaran solo por el folleto de este año: “Salud… a nuestra edad, ¡qué desafío! “orar con todos los miembros del grupo en mente, pensar en algunas preguntas enviadas por correo electrónico y dar respuestas diciendo “respuesta a todos” que puede ser una manera de dejar de estar solo…

El Boletín mensual de VAI al que contribuyen muchos de nuestros miembros es aclamada por todos como un enlace valioso, un medio de comunicación entre movimientos e incluso una fuente de inspiración.

También se propone un artículo de Francia en testimonio de estas situaciones.

Monika Ptak


ECOS DE VIE MONTANTE BELGE FRANCOPHONE

(Vida Ascendente Belga de habla francesa)

Sylviane, que ha presidido los destinos de Vie Montante en su país durante casi cinco años, presenta su movimiento, que fue creado en 1963 y ahora cuenta con 600 miembros.

Durante más de 15 años, Vie Montante Belgique y Vie Montante Suisse Romande se han reunido todos los años durante una semana de trabajo para garantizar la redacción de su folleto anual conjunto. Íbamos a encontrarnos el próximo marzo en Alsacia en el “Foyer de Notre-Dame de Reinacker”. La situación actual nos ha obligado a posponer nuestro reencuentro por un año. Por tanto, dedicaremos nuestros encuentros de 2021 y el primer semestre de 2022 a profundizar en nuestros folletos actuales: “Rostro de Dios” y “Escucha”. Otros textos propuestos por los líderes del grupo lo complementarán.

Algunas fechas importantes han marcado la vida del movimiento y sus miembros en los últimos años:

    • El 8 de junio de 2013 se celebró el 50 aniversario de VM Belge Francophone.
    • Los miembros de Vie Montante participaron en los siguientes encuentros de Vida Ascendente Internacional: del 15 al 20 de octubre de2014, encuentro organizado en La Pairelle, centro espiritual ignaciano situado cerca de Namur, octubre de 2018 en Santo Domingo en la República Dominicana y del 28 al 30 de enero de 2020 participación en Roma en el congreso internacional “la riqueza de los años” con miembros de Adem-Tocht, rama de habla neerlandesa.
    • En 2019, VM Belge Francophone y Adem-Tocht se reunieron en Malinas y Bruselas durante la Fiesta de los pensionistas en la Catedral de los Santos Miguel y Gudule.

La comunicación del movimiento se asegura a través de la estructura de VM: de lo nacional a las diócesis, a través de visitas a grupos, a través de la revista trimestral “Sérénité” y el sitio web https://www.viemontante.be

Como en muchos países del mundo, ahora estamos confinados. Muchos grupos de Vie Montante no se han reunido desde marzo de 2020. Otros reanudaron sus reuniones a principios de septiembre antes de volver a separarse y reanudarlas ocasionalmente. Nuestras personas mayores temen por su salud. Es cierto que somos el grupo objetivo del Coronavirus. Todo el mundo conoce casos más o menos graves en su entorno, en su pueblo o en su ciudad. La mayoría de nosotros nos atenemos a pautas estrictas con la esperanza de días mejores y esperando la vacuna.

Para mantener viva la llama de Vie Montante, nos aseguramos de tener noticias unos de otros: llamadas telefónicas, cartas, tarjetas de cumpleaños, correos electrónicos. Hemos aumentado el intercambio de homilías, textos y extractos de prensa. Dimos un paso al frente para dar valor a quienes se sentían aislados. Nuestro deseo: ¡volver a vernos pronto, aunque las precauciones habituales deban persistir durante un tiempo, y recuperar nuestra vida anterior, nuestros cálidos encuentros y momentos de convivencia!

Sylviane Sbille Hancq
Presidenta de Vie Montante Belge Francophone


LA VACUNA CONTRA EL COVID 19: UNA ESPERANZA HACIA EL REENCUENTRO

Así como denunciamos en el boletín Nº 15 de VMI del año pasado la trágica muerte de los ancianos abandonados en las residencias, debemos ahora difundir la noticia esperanzadora de la efectividad de la vacuna y la prioridad otorgada a los mayores en las residencias para acceder a la vacuna contra el Coronavirus.

El impacto de la vacuna está siendo espectacular y recogemos aquí las estadísticas que recientemente ha publicado la Consejería de Salud de la autonomía de Madrid. La veracidad de estas estadísticas nos la confirma Álvaro Medina Junior, hijo del presidente Nacional de Vida Ascendente de España, que dirige una residencia de ancianos en la Comunidad de Madrid.

 

Así mismo, podemos ver en la figura de la derecha que estas estadísticas muestran la caída paulatina del número de infectados en el período noviembre 2020 a febrero 2021, caída debida a las medidas de protección adoptadas y la posterior campaña de vacunación. Estas estadísticas muestran que el porcentaje de residencias afectadas por el coronavirus ha pasado de tener picos de un 14% y un valor próximo al 8% al inicio de la campaña de la vacunación a tener valores del 2% en un período de mes y medio (figura de la Izquierda).

Apoyados en estos datos esperanzadores, os animamos a no desanimaros, a estar preparados para el reencuentro. Reencuentro que no dejará de ser triste por la ausencia de muchos de nuestros mayores. Rezaremos juntos por la salud de sus almas y pronto nos volveremos a encontrar para fortalecer nuestra vida espiritual con los lazos de amistad, espiritualidad y apostolado, pilares de nuestro Movimiento.

Hablando de apostolado, en el reencuentro tendremos que constituirnos en Iglesia en Salida e ir al encuentro de nuevos miembros, que la pandemia ha dejado necesitados de una compañía espiritual. Recuerdo el oportuno lema del congreso del Apostolado Laico, celebrado en Madrid después del congreso de Roma: “Una Iglesia en Salida”. Salgamos a buscar a nuestro prójimo.

Con esta luz de esperanza os mando un abrazo en Cristo con todo mi afecto,

Jaime Tamarit
Vicepresidente de Vida Ascendente


EL MINUTO DEL MCR (MOVIMIENTO CRISTIANO DE PENSIONISTAS)

Durante el primer encierro, el Movimiento Francés envió un mensaje diario a los suscriptores de su Boletín,” un guiño” destinado a romper la soledad de los miembros y mantener una conexión con ellos; durante el segundo encierro que comenzó en noviembre, el “Minuto del MCR” tomó el relevo, con una diferencia notable: el minuto ya no estaba reservado para los internautas, sino que se podía escuchar en su teléfono marcando un número: (00 33) 9 72 51 18 98. El minuto del MCR se mantuvo después de la contención y sigue vivo.

Durante el Día del Responsable Diocesano, realizado por audioconferencia el 25 de enero, Marie-José testificó lo que le aporta este Minuto diario.

“Tengo 72 años y he sido miembro del MCR durante 14 años.  En cuanto al minuto diario del MCR, fue el jefe de mi grupo quien nos dio el número. Lo escucho todos los días en diferentes momentos y a veces varias veces durante el día. Debo decir que me ayudó mucho porque cuando empecé a escucharlo, al principio del encierro, mi moral no estaba en buena forma.  Esta voz que da testimonio de una presencia me ha hecho mucho bien … tan bueno que le comuniqué este número de teléfono a amigos a mi alrededor, algunos de los cuales no pertenecían al MCR. No conocían el Movimiento y me preguntaron qué significaban estas iniciales.

Quiero añadir que a su vez estas personas me dijeron que estaban felices de escuchar el Minuto del MCR todos los días y compartieron el número con otros. Una amiga me dijo: “¡Es una alegría multiplicada a tantos otros que la dan a su vez y se convierte en una pandemia positiva!”.

Aprecio la diversidad del minuto. Me encantó la poesía sobre el otoño con la belleza del cielo, los árboles… y también este poema de Víctor Hugo sobre la margarita que contempla el sol y le dice “Yo también tengo rayos”… Siempre esta apertura a los demás, este lado positivo: “¿Soy un sol para los demás, los estoy calentando por mi presencia?”

También me encantan las oraciones, los textos de profunda espiritualidad, con, entre otros, los de Robert Ribert sobre “gente cotidiana” o Don Helder Cámara cuando habla de nuestra música interior en armonía con la Creación. Y luego me gusta el humor. A propósito… El autor de un Minuto se preguntó ¿qué había sido del buey de la cuna, el burro que había acompañado a Jesús a Egipto? Tengo mi pequeña idea: ¡fue a los budistas, porque el año del buey está por comenzar!»

Extracto del boletín MCR del 19 de enero de 2021